El Barça homenajea al campeón con el tradicional 'pasillo'

  • Rijkaard encabezó la formación azulgrana para recibir al Real Madrid en el Bernabéu.

Comentarios 2

El FC Barcelona hizo el ‘pasillo’ al Real Madrid, flamante campeón de la liga española, antes del clásico que enfrentó a ambos equipos en el Bernabéu, donde la afición local botó, entonó el grito de 'campeones, campeones' y se acordó del camerunés Samuel Eto'o, ausente por sanción.

Los jugadores del Barcelona ejercieron con deportividad la norma no escrita de homenajear con el pasillo al ganador del torneo y así lo hicieron cuando el conjunto madrileño, encabezado por el capitán, Raúl González, saltó al terreno de juego.

Todos los titulares, más el técnico blaugrana, el holandés Frank Rijkaard, aplaudieron y chocaron las manos con los ganadores de la liga 2007-08 antes de iniciarse el choque más esperado del balompié hispano.

Mucho tiempo se llevaba hablando de lo que, al final, aconteció antes del partido de hoy. Cuando la ventaja del Madrid parecía lo suficientemente amplia para que se anotara su trigésimo primer título de liga, comenzaron las conjeturas en torno a la posibilidad de que los blaugrana tuvieran que hacerle el pasillo a los blancos en el encuentro del Bernabéu.

Pero tras la victoria del equipo que dirige el alemán Bernd Schuster hace diez días ante el Athletic de Bilbao, contra quien los merengues disfrutaron de su primera 'bola de liga', aumentaron las posibilidades de que ese pasillo se tuviera que adelantar al pasado domingo. Si el Villarreal -que jugaba a las 17:00- no ganaba su partido, pasara lo que pasara después en el Reyno de Navarra, donde el Osasuna recibía -a partir de las 21:00- al Madrid, el equipo capitalino sería campeón ese día.

¿Serían los jugadores del equipo de Pamplona los que le harían el pasillo? ¿Se lo harían ya sus propios seguidores al salir del hotel hacia el estadio? Nuevas conjeturas, que se quedaron en nada. No se dio el caso, porque Villarreal doblegó (2-0) al Getafe.

Unas tres horas después, cuando Patxi Puñal materializó el penalti que daba ventaja al Osasuna, a falta de menos de diez minutos para el final, se alejaba la posibilidad del tan mencionado pasillo blaugrana.

Pero el Madrid 'tiró' de la "heroica", dio la vuelta al partido en dos minutos, con goles del holandés Arjen Robben y del argentino Gonzalo Higuaín, y confirmó de forma matemática el título liguero en Pamplona: habría pasillo el día del Barcelona.

Y el Barcelona hizo el ‘pasillo’, pero sin Eto'o ni Deco, que vieron la quinta tarjeta amarilla contra el Valencia y tuvieron que descansar por sanción.

Casualidades de la vida, según manifestaron los propios jugadores, que se quitaron del medio, en opinión de otros muchos. Percepción que reforzó la declaración del propio Rijkaard, que indicó que en el descanso de un partido que su equipo ganó con claridad (6-0) había advertido a ambos de la citada circunstancia.

Eto'o, que se formó en las categorías inferiores del Madrid, espectacular siempre, tanto dentro como fuera del campo, generó una gran polémica cuando el Barca ganó su última liga, hace dos años.

En la celebración del título, en el césped del Camp Nou y ante su afición, embriagado por la euforia, Eto'o agarró el micrófono e ideó el 'Madrid, cabrón, saluda al campeón', un cántico por el que más tarde el delantero africano pidió disculpas, que fueron aceptadas, según explicó no hace mucho el propio Iker Casillas, por los jugadores blancos.

La que ni olvidó, ni perdonó fue la afición del Madrid, que además de botar y entonar el 'campeones, campeones', no dejó pasar la ocasión de dirigirle al 'crack' camerunés, con arreglos, su propia cancioncilla. El Bernabéu se vengó. Entonó el "Eto'o, cabrón, saluda al campeón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios