Ud las palmas | poli ejido · la crónica

Batacazo en Las Palmas

  • Imperdonable El Poli inició el partido muy frío y encajó un gol nada más empezar el encuentro que luego pudo empatar Decisivo El colegiado pitó un riguroso penalti que Márquez no desperdició y que deja a los celestes en situación crítica

Comentarios 0

Dolorosa derrota la cosechada ayer por el Poli Ejido en el campo de un rival que casi aseguró la permanencia en Segunda División A. Marcos Márquez, un delantero que trae peligro sólo con su presencia, fue un quebradero de cabeza tanto para la defensa ejidenses. Además, el trabajo del delantero amarillo no sólo se ciñó a marcar los dos goles grancanarios, sino que fue una pieza fundamental a la hora de defender las jugadas ensayadas de los de Castro Santos.

El equipo canario cobró ventaja en su primera aproximación al área rival en el minuto dos de partido, gracias al oportunismo de su máximo goleador. A partir de ahí se le fundieron los plomos a los isleños, y sus adversarios, aunque no de manera aplastante, reaccionaron a ese golpe que le supuso encajar un gol y no cejaron hasta que acreditaron méritos para consumar el empate.

Buena parte de culpa de la réplica que dio el conjunto que ayer vistió de rojo la tuvo su centrocampista Gerardo, quien le ganó la partida al argentino Teté González en la parcela donde habitualmente se gesta la labor.

Castells despejó el esférico en boca de gol tras remate de Adrián, en momentos previos a los que Fernando Castro Santos, relevó a Kike y concedió entrada en la cancha a Juli.

Esas dos acciones precedieron al tanto de Gerardo, quien tiró desde lejos y colocado tras un mal balance defensivo local.

Una doble jugada en tiempo añadido anduvo muy cerca de adelantar de nuevo a los amarillos, pero ni Darino ni Trashorras pudieron superar a la defensa y portero adversarios.

Tras el descanso, al poco de comenzar la segunda mitad, De Muner derribó a Sergio Suárez en el área; el árbitro señaló penalti, lo ejecutó Marcos Márquez y lo convirtió.

Desde ahí hasta la conclusión, el conjunto local se mostró más sereno, tanto cuando atacó como en los momentos puntuales en los que achuchó el Poli, y acabó por sumar tres puntos vitales.

Marcos Márquez y Nauzet Alemán, éste en dos oportunidades, pudieron aumentar la renta local, pero Castells y después Bello Amigo, de forma excelente, en especial en la segunda de Nauzet, lo evitaron.

Anecdótico resultó el gol invalidado a Trashorras en el minuto 80, por fuera de juego. Empujaron los ejidenses a la desesperada hasta la prolongación, pero el esfuerzo no sirvió para mover un resultado que complica una salvación, que ya es algo más que un simple milagro. Al Poli Ejido se le acaba el tiempo para continuar en Segunda División A.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios