Casados contra necesitados

Comentarios 0

El empate ante el Real Betis, que cerraba cualquier atisbo de esperanza europea, motivó que Emery anunciara rotaciones y las hizo efectivas en el Coliseum Alfonso Pérez, con buen inicio (0-2) y desastroso final (4-2). Todo parece indicar que hoy volverá a repetir cambalache alineatorio para darle minutos a los que apenas han rascado bola. En esa testitura está gente como Cobeño, Iriney, Paunovic, Rekarte, Guilherme o Kalu Uche.

Unos jugarán; otros no, porque tampoco hay sitio para todos en el once. Cobeño podría repetir bajo palos pese a la goleada encajada ante los de Laudrup, al igual que Iriney -posible beneficiario de la sanción a Corona- o Paunovic, que marcó y se ganó su continuidad. Rekarte y Kalu Uche quizá lo tengan más complicado. El lateral vasco porque el expreso Bruno vuelve tras cumplir sanción y el nigeriano porque todavía no acaba de encontrar su sitio y eso que cumple su tercera campaña en la plantilla rojiblanca.

La baja de Carlos García deja vía libre a Pulido y Acasiete para ocupar el eje de la zaga, mientras que en la izquierda puede seguir el cumplidor Cisma, si bien Emery puede jugar con la variante de Mané en su lugar o colocar a éste más adelantado ocupando el puesto de Crusat en el extremo. Incluso el joven Guilherme tiene sus opciones de aparecer por primera vez en el once.

En la línea media Felipe Melo pone el toque de incertidumbre. El brasileño ha estado entre algodones durante la semana por un golpe en el tobillo y hasta el final del entrenamiento de esta mañana no se sabrá si entra o no en la lista de convocados. Si no pudiera jugar, Juanito, Iriney y Soriano configurarían el trivote de contención, con el capitán José Ortiz entrando por la derecha.

En realidad, juegue quien juegue es lo de menos, pues el mensaje de Emery ha sido claro para evitar cualquier tipo de especulación sobre el resultado final: "El Almería siempre sale a ganar" y para eso da igual quién se vista de corto. Los rojiblancos, por tanto, podrán jugar con el relax que les proporciona verse décimos en la tabla; todo lo contrario que los blanquiazules, que bordean el descenso y llegan con un reguero de bajas.

Piezas claves como el portugués Martins, Edu Moya, Quique Álvarez o Javi Guerrero, son bajas en el cuadro que dirige Manuel Zambrano, que tampoco podrá contar con Barber o Gerard, entre otros.

Destinos contrapuestos que se dirimirán en 90 minutos con los ojos de miles de aficionados de Osasuna y Zaragoza puestos en lo que suceda porque de lo que haga el Almería dependerá en buena medida quién ocupará la próxima temporada la única plaza de descenso que resta por adjudicar.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios