Castillo de Tabernas, aceite de oliva con el grado de acidez apto para delicatessen

  • La firma que dirige Rafael Úbeda ha lanzado Alyña, con 0,1 grados, que se suma a su amplia gama

El aceite de oliva virgen extra de Castillo de Tabernas procede de su finca, situada junto al Desierto de Tabernas, compuesta por más de 90.000 olivos y cerca de 470 hectáreas, que convierten a esta empresa almeriense dirigida por Rafael Úbeda en uno de los máximos productores, a nivel internacional, de aceite de oliva virgen Extra Gourmet, con solo 0,1grados de acidez natural, ideal para todo tipo de delicatessen.

El sabor único de su aceite se fundamenta en la elevada cantidad de horas solares a las que se ve sometido el Desierto de Tabernas, un espacio natural protegido y el único desierto de Europa. Proporciona así un producto con una gran cantidad de ácido oléico, antioxidantes naturales y Vitamina E, que lo convierten en el mejor aliado de la dieta mediterránea y en un gran fuente de beneficios para la salud.

Castillo de Tabernas ha lanzado recientemente un nuevo producto que luce un nombre sugerente y con marcado acento español. Se trata de Alyña, que supone una innovación en el sector del aceite de oliva gourmet, ya que se trata de un virgen extra concebido para saborear en crudo, de modo que sustituya como aliño natural a salsas compuestas por ingredientes artificiales, resaltando el sabor de los platos.

Es yb producto 100% natural, con una acidez natural de sólo 0,1 grados, elaborado para los paladares gastronómicos más exquisitos. Este novedoso aceite realza platos exigentes -carnes, pescados, verduras, pastas, arroces o incluso bocadillos-, logrando ser el perfecto sustituto de cualquier aderezo artificial. Según el preesidente del Grupo, Rafael Úbeda, "cuando se añade una salsa a una carne o pescado, el plato termina sabiendo únicamente a esa salsa, sin embargo Alyña destaca el sabor de los ingredientes".

Este producto premium procede de la plantación de la empresa. Alyña es, además, resultado de un coupage de las variedades Picual y Arbequina, molturadas por separado y fusionadas posteriormente. La extracción se realiza a 20 grados centígrados, lo que le confiere un rendimiento muy bajo, del 12%, pero garantiza una gran calidad.

El Grupo Castillo de Tabernas ha concebido este nuevo virgen extra apoyándose en multitud de chefs de todo el mundo que afirman que no se debe utilizar el mismo aceite de oliva para cocinar y para tomar en crudo, a excepción de que en ambos casos se utilice la máxima calidad. Existen muchos aceites de alta calidad que, aun siendo idóneos para cocinar, no reúnen las características más apropiadas para su uso en crudo, empeorando el sabor de ensaladas, verduras u otras recetas.

Según palabras de Rafael Úbeda, el nombre con el que ha sido bautizado el nuevo producto ha sido pensado para resaltar varios aspectos. Además de tratarse de un nombre sugerente, que indica su mejor uso, "con 'Al' hemos querido resaltar la provincia de origen, que es Almería, y con 'Ña' la procedencia del aceite, que es España". De la misma forma, la 'Ñ' supone un símbolo muy reivindicado del castellano, una señal de identidad, por lo que esta letra lleva impresos en el etiquetado los colores de la bandera española. La botella donde se presenta este aceite es de color verde y tiene una capacidad de 500 mililítros. Su diseño ha sido preparado para el uso práctico del producto, ya que Castillo de Tabernas quiere "que el consumidor pague únicamente por las cualidades de Alyña y no por otros costes ajenos, que no aportan calidad".

Los mercados internacionales constituyen un objetivo para el la compañía, por lo que cada envase portará un 'collarín' informativo, donde aparecerán a modo de sugerencia los usos en crudo de este virgen extra tan especial. Por otra parte, cada botella portará un código QR, con el fin de visualizar a través de un Smartphone las principales características y usos de Alyña.

La Unión Europea ha avalado los beneficios del aceite de oliva virgen extra de categoría superior para el organismo, al incluir algunos de sus componentes en la lista de declaraciones autorizadas de propiedades saludables de los alimentos, a través de la European Food Safety Authority (EFSA). Destacan los polifenoles, nutrientes con una potente actividad antioxidante y antiinflamatoria, especialmente sobre las partículas de colesterol 'malo' o LDL.

El aceite de oliva virgen es también rico en vitamida A, D, K y, especialmente, vitamina E. Los efectos protectores de esta última frente a la oxidación del ADN, proteínas y lípidos también han sido aprobados, colaborando además con el cuidado del sistema inmune, piel, metabolismo óseo y circulación sanguínea, entre otros beneficios. Por si fuera poco, también si ha incluido el ácido oleico, grasa insaturada que no aumenta los niveles de colesterol 'malo' y que está presente en los virgen extra entre el 55% y el 83% de su composición.

Estos componentes están presentes en el aceite de Castillo de Tabernas. De hecho es el único virgen extra en el mercado, comercializado bajo marca propia, sobre el que una Universidad ha elaborado un estudio sobre los elementos que posee y los beneficios que éstos aportan a la salud. En este caso, la investigación del Área de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Almería detectó, además de los mencionados componentes, ácido linoleico, luteína, escualeno o compuestos felónicos, entre otros agentes, siendo todos ellos beneficiosos para el organismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios