Voleibol l Final de la Superliga / Primer partido

Drac continúa atragantándose

  • El conjunto balear se impuso con mayor solvencia de la esperada a Unicaja Arukasur Almería en el primer partido de la serie final por el título de la Superliga; los ahorradores podrán resarcirse el sábado

Comentarios 0

Unicaja Arukasur no se encontró ayer cómodo en el Palma Arena y tampoco estuvo a la altura que se le presupone a un finalista de la Superliga de voleibol. Los ahorradores cayeron de forma abultada ante su bestia negra de las últimas campañas [salvo el paréntesis copero de la campaña pasada], un Drac Palma que ha dado un importante golpe de autoridad a la serie por mucho que los dos siguientes partidos se juegen en el Palacio Mediterráneo.

Los de Axel Mondi sólo aguantaron el tipo en los primeros compases del encuentro, concretamente hasta el primer tiempo técnico, al que se llegó con 8-6 para los locales en el marcador. Reiniciado el mismo, Drac Palma impuso un ritmo demoledor gracias a la inspiración del ex ahorrador Ibán Pérez, muy efectivo en todo momento, que anotó siete puntos en el primer parcial para cerrarlo por 25-20.

La esperada reacción visitante, apoyada en el coraje que suele imprimir el técnico hispano-argentino a sus equipos, esta vez no se produjo. En el segundo set Drac Palma enseguida se despegó y llegó a tener una diferencia a su favor de 9 puntos (13-4). A partir de ese momento, los Unicaja Arukasur espabiló, pero los isleños se limitaron a mantener las diferencias permitiéndose algunas licencias. Con 21-12, las diferencias volvieron a ser insalvables. Un bloqueo demoledor contribuyó al 25-17.

El tercer set comenzó igual que el primero, muy igualado pero con Unicaja por delante (3-4 y 5-6) hasta llegar al 8-8. A partir de ese momento, Drac Palma, con un saque efectivo y buen juego colectivo logró que la diferencia fuera aumentando paulatinamente pese a la mejoría del Unicaja, que en este tercer set tuvo en Luna y en el recién entrado Darraidou a sus mejores jugadores. Con 24-17 el Drac tuvo ocho pelotas de partido... Se pierde una batalla, pero la guerra continúa.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios