Ganar para seguir aún con vida

  • Al Poli sólo le vale un triunfo esta tarde ante el Eibar para poder tener opciones de continuar luchando por la salvación

El Polideportivo Ejido disputa esta tarde el primero de los siete partidos que le quedan en su desesperada lucha por la supervevincia en la Segunda División. Los ejidenses no han sabido aplicarse a lo largo de la competición para haber llegado a este tramo final con los deberes hechos y ahora se ven en la tesitura de que lo único que les vale es ganar, práctimante, todo lo que queda por jugarse, porque en cuanto se produzca el más mínimo traspiés, las cuentas no salen.

Por tanto, el choque de esta tarde va a ser el primero de esos siete encuentros 'a vida o muerte' en los que si el resultado no es una victoria, el Poli lo tendrá casi imposible.

Así que con la conciencia de esta situación límite es como ha pasado la semana un conjunto celeste que sólo va a tener una baja para este partido, la de Toedtli. Una ausencia que va a ser muy importante, puesto que, sobre todo, el capitán celeste estaba siendo uno de los que más estaba empujando a los demás a que siguieran creyendo en el milagro. Esa función la tendrá que desempeñar desde la grada, porque para el césped, Castro Santos ha decidido encomendarse al mismo bloque que logró el último triunfo ante el Córdoba.

Por su parte, el Eibar llega a Santo Domingo con un saldo de 46 puntos que le coloca a las puertas de la salvación y con la intención de cuadrar sus cuentas de permanencia venciendo a los celestes. Además, los de Mandiola vienen con la motivación extra de lavar su mala imagen de la semana pasada en la que cayeron goleados por 5-1 ante el Hércules.

Sin embargo, todo apunta a que el técnico armero tan sólo va a realizar una única variación en la alineación titular con respecto al equipo que se enfrentó la semana pasada al cuadro herculano en el Rico Pérez. El Poli va a librar una batalla entre la fe y las matemáticas. Si consigue el triunfo ante el Eibar, se producirá una renovación de la fe en la salvación por el periodo de una semana más, pero si el partido acaba con derrota, las matemáticas dirán que el equipo se dirige a la Segunda División B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios