Primera División

El Levante hará la huelga en el Bernabéu

  • La plantilla de la entidad valenciana convoca un paro para el partido en el que le van a entregar el título al Real Madrid

Comentarios 3

Los jugadores del Levante, colista de la Primera División y ya matemáticamente descendido, acordaron convocar una huelga indefinida a partir del sábado por las deudas que mantiene el club con ellos. Salvo resolución del conflictivo caso, los futbolistas del Levante no acudirán al partido del domingo ante el Real Madrid, que pretendía celebrar el título de Liga con su afición, coincidiendo con el último encuentro del torneo.

Así es la Liga española, tan llena de contrastes. Por una parte, el Real Madrid ultima los preparativos de una fiesta para celebrar su título. Y por otra, los jugadores del modesto Levante no cobran desde hace meses y tienen problemas para afrontar pagos de casas o coches. Luis Manuel Rubiales, jugador y capitán del Levante, se reunió con Gerardo González Movilla, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), y ambos comparecieron para explicar una situación que calificaron como "muy difícil".

Tanto Movilla como Rubiales aclararon que el Real Madrid fue "el primero" en conocer la decisión del Levante; de hecho, ambos confirmaron que "tanto la plantilla como el cuerpo técnico y la dirección" del club blanco "apoyan" la convocatoria de huelga y "comprenden" la situación de los jugadores.

"El Real Madrid tiene adeptos en toda España, incluso en nuestro vestuario, y somos los primeros interesados en no perjudicarlos nunca", manifestó Rubiales, quien habló por la mañana con varios jugadores del equipo blanco. Movilla entiende que "el Real Madrid debe festejar su título, pero lamentablemente hay una plantilla que lleva dos años sin cobrar". El Levante arrastra una enorme crisis económica y se estima que el club adeuda a los futbolistas una cantidad cercana a los 13 millones de euros.

Así, ésta es la segunda vez que los futbolistas convocan una huelga. Ya lo hicieron en abril, aunque después la anularon al recibir unas garantías de pago. Pero, finalmente, el dinero no apareció y la situación empeoró.

Los jugadores entienden que la última jornada de Liga también es su "última posibilidad para ser noticia" y lograr cierta presencia en los medios de comunicación, según reflexionó Movilla. El dirigente entiende que por esta razón se puede adoptar tal medida de presión, ya que "ninguno de los dos equipos se juega nada".

Los jugadores han recibido en las últimas fechas toda la solidaridad de los clubes españoles. Además, los jugadores ofrecieron una lección de dignidad en este tiempo porque, a pesar de estar descendidos, pelearon cada partido como si fuera el último. Movilla considera que "el Levante tiene bien ganada la fama de mal pagador" y por ello es más complicado que se le conceda el crédito bancario. "Las entidades lo que quieren es recibir el dinero del crédito, no ejecutarlo, como sucede con las hipotecas", agregó. Rubiales explicó que los futbolistas exigen ahora "otro tipo de garantías que justifiquen al cien por cien que los salarios van a llegar". No se fían de las promesas del club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios