Fútbol l Segunda División (40ª jornada)

El Málaga sigue en ascenso

  • Se mantiene tercero con un punto más que el cuarto clasificado, la Real Sociedad

Comentarios 0

El Málaga se complica sus posibilidades de ascenso por el empate de ayer ante el Cádiz, que tiene otro cometido de no descender, aunque continúa dependiendo de él mismo para subir a Primera División. Motril y La Rosaleda serán los que juzguen la temporada del equipo malaguista.

El Málaga y el Cádiz se volvían a cruzar en el camino en un situación rocambolesca como sucedió la pasada temporada, pero en situaciones distintas. Hace un año, el conjunto blanquiazul luchaba por no descender, necesitaba un punto contra el equipo gaditano para continuar en Segunda y lo consiguió.

Ayer, todo era diferente. Dos equipos andaluces, rivales, tenían objetivos diferentes. El Málaga necesitaba la victoria para seguir con opciones de ascender y el Cádiz, metido en un lío grande y gordo por todos los desmanes realizados desde el pasado mes de julio, venta del club, contratación de jugadores excesivamente caros y que no han dado el rendimiento apetecido, buscaba los tres puntos para respirar.

El partido se presentaba como apetecible para el aficionado. Emoción, se presuponía, tendría que haber por lo mucho que se jugaban ambos equipos. El Málaga, quizás más presionado por las tres últimas derrotas en La Rosaleda, que le hicieron perder la renta tan amplia que tenía con respecto al cuarto clasificado, pero emergido por el empate de ayer de la Real Sociedad, estaba obligado, por lo menos, a ofrecer un buen espectáculo.

El Cádiz, con cambio de entrenador, Julián Rubio, miraba el revulsivo como si fuera un milagro. El técnico, conocedor de la categoría, aceptó el reto de dirigir a un histórico para sólo tres jornadas.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios