Nadal sella con victoria su debut en Roland Garros

  • El mallorquín derrotó en tres sets al brasileño Thomaz Bellucci por 7-5, 6-3 y 6-1.

Comentarios 3

El español Rafael Nadal se impuso al mal tiempo y al brasileño Thomaz Bellucci para pasar a la segunda ronda de Roland Garros, algo que venía intentando concretar desde el lunes.

Nadal, número dos del mundo, se impuso al brasileño, 76º del ranking, por 7-5, 6-3 y 6-1 en un atractivo encuentro de dos horas y 34 minutos disputado en la cancha central de Roland Garros.

"Bellucci era un rival que venía de ganar muchos partidos seguidos, y jugar hoy era difícil por el viento que cruzaba la cancha. Fue un partido muy extraño, con un vendaval increíble...", dijo un Nadal claramente insatisfecho con su rendimiento.

"Voy a intentar jugar mejor para mañana, y a ver qué puede pasar. Hoy he jugado mucho peor de lo que venía entrenando", reconoció el español, que recordó los dos días que debió esperar debido a la lluvia: "Estás todo el día ahí metido y terminas con un dolor de cabeza de muerte..."

Si en los tres primeros días del torneo fue la lluvia lo que perturbó el desarrollo de los encuentros, hoy fue el viento el que asumió el protagonismo: fuertes rachas cruzadas se ensañaron con el rectángulo naranja del Philippe Chatrier hasta acercarlo por momentos al paisaje de una tormenta de arena en el Sahara.

El choque de hoy, que por la lluvia se había suspendido ayer tras sólo siete minutos de disputa, comenzó con sorpresa: Bellucci quebró el servicio de Nadal y se adelantó 2-1.

El brasileño no es conocido por el gran público, pero sus colegas saben que viene de ganar tres torneos challenger y de acceder al cuadro principal de Roland Garros tras superar la clasificación: 20 victorias sobre 21 partidos jugados en las últimas semanas. "Empecé muy bien el primer set, pero he fallado algunas pelotas un poco fáciles, y con Nadal no puedes fallar. Es la primera vez que juego un Grand Slam y lo hice en la central. Es muy emocionante, estoy muy contento", analizó Bellucci.

Tras ver roto su saque, Nadal devolvió la "gentileza", se impuso sobre el saque de su rival, igualó en dos, y más tarde volvió a quebrar para adelantarse 5-3.

Bellucci, un espigado y talentoso jugador de 20 años, no se amilanó, volvió a quebrar y llegó a la igualdad en cinco. Pese al tenis dinámico y hábil del eléctrico zurdo brasileño, Nadal hizo pesar su experiencia para volver a romper su saque y llevarse el parcial por 7-5.

Fue la llave de la victoria, porque a partir de entonces el español comenzó a marcar diferencias más claras, ganó el segundo set por 6-3 y en el tercero ya marcó un claro dominio para sellar el triunfo con un revés demasiado largo de Bellucci.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios