Naufragio ante el Melilla

  • Desmoralizado El Poli se vino abajo con el gol de Migui y no fue capaz de reaccionar Mala racha Los celestes llevan varias semanas sin ganar y las distancias aumentan con Cádiz y Jaén

El Poli Ejido tuvo una de esas tardes tontas que todos los equipos tienen a lo largo de la campaña. Es cierto que los últimos resultados empiezan a ser un poco preocupantes, máxime si Cádiz y Jaén no fallan, pero el colchón con respecto al quinto, que precisamente es el Melilla, sigue siendo de siete puntos.

La semana ha sido muy movida en El Ejido, por asuntos extradeportivos, que parecen haber afectado al rendimiento de los jugadores de Lucas Cazorla. Además, enfrente estuvo un Melilla que también pelea por meterse en la zona de ascenso y que se vio favorecido por un penalti bastante dudoso.

El encuentro comenzó muy igualado. Andrés Ramos tuvo la ocasión de adelantar a su equipo a los 7 minutos al recibir un gran pase entre líneas, pero falló cuando estaba solo delante de Valerio. La defensa celeste ya daba síntomas de debilidad nada más comenzar y Charpenet, apenas un cuarto de hora, iba a provocar un penalti bastante discutido por los jugadores del Poli. La pena máxima se encargó de materializarla Migui a los 19'.

Trató de sobreponerse el equipo almeriense al tanto norteafricano, pero los celestes no tenían la frescura de otras tardes. Costaba demasiado rasear el balón y encontrar huecos por la banda. El Melilla, bien plantado en el centro del campo y buscando las contras, vivía con tranquilidad.

Una falta peligrosa cerca de la fronta del área fue la ocasión más clara para los ejidenses. Chico la lanzó con mucha intención, pero Dorronsoro no tiene demasiados problemas para hacerse con el esférico. Los minutos pasaban y el Poli Ejido esperaba el descanso para recomponer sus líneas y buscar alguna variante al juego de la primera mitad.

Los ejidenses salieron mucho más presionantes en los segundos cuarenta y cinco minutos. El Poli quiso robar la pelota en terreno de juego melillense y hacerse con el dominio. Mikel Rico, en los primeros compases, no puede culminar una buena contra visitante.

Lucas Cazorla trató de darle a su equipo mayor mordiente con las entradas de Cascón y Gregory, pero entremedias llegó un nuevo gol melillense que acabó totalmente con las esperanzas almerienses. Con la defensa del Poli bastante adelanta porque su equipo estaba volcado, Rufino roba un balón y bate con calidad a Valerio en su desesperada salida en el 74'.

Todavía quedaba tiempo para buscar la machada, pero lo único que iba a encontrar el equipo celeste fueron dos nuevos goles en contra. Falta para el Melilla que llega a Chota, que había entrado pocos minutos antes, y el norteafricano que hace el 3-0. Los jugadores del Poli pidieron fuera de juego, pero el árbitro concedió validez.

Y con los ejidenses totalmente noqueados, Sufián hizo el 4-0 un par de minutos después. Ya, por suerte, no hubo tiempo para más y el Poli cosechó su derrota más dolorosa esta temporada. Los melillenses se han metido de lleno en la lucha por los puestos de promoción de ascenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios