Proeza o defunción

  • Ramis necesita ganar 7 partidos de 12 restantes, los mismos que en 30 jornadas ya disputadas, para salvar al equipo

  • Asoman 4 duelos decisivos

Lozano arropó a Ramis en su debut como técnico de la LFP en el Ciudad de Valencia. Lozano arropó a Ramis en su debut como técnico de la LFP en el Ciudad de Valencia.

Lozano arropó a Ramis en su debut como técnico de la LFP en el Ciudad de Valencia. / moisés castell

Comentarios 0

Sensaciones al margen, la derrota en el Ciudad de Valencia frente al Levante deja a la UD Almería obligada a la proeza si no quiere verse abocada a la defunción. La realidad es así de tajante y cruda, tanto como que los rojiblancos necesitan sumar en las doce jornadas restantes las mismas victorias (siete) que en las treinta ya consumidas si quieren lograr los 50 puntos que suelen determinar la salvación en la categoría de plata.

Con 29 en treinta partidos no queda otra que sumar al menos 21 de 36 posibles y cruzar los dedos. La tarea que encara Ramis se atisba titánica en un equipo que hasta la fecha se ha visto incapaz de ganar dos choques seguidos (la mejor racha fueron dos empates y un triunfo), y que es el que más pierde de toda la Liga 1|2|3, con quince derrotas encajadas, justo la mitad de jornadas disputadas.

La única ventaja visible es que siete partidos se juegan en casa y dos serán consecutivos

A tenor de esos datos se hace inevitable acudir al calendario con juicio analítico. Escudriñándolo, la única ventaja visible para los intereses unionistas radica en que siete de los doce partidos se juegan en el Estadio de los Juegos Mediterráneos y dos de ellos, ante Valladolid y Numancia, serán consecutivos.

Revisando el resto salta a la vista que el próximo mes de competición, con cuatro duelos ante rivales directos en la lucha por eludir el descenso, puede resultar mortal de necesidad, para bien o para mal. Alcorcón, Nástic, Zaragoza y Córdoba son los siguientes adversarios y todos están un peldaño por encima de los almerienses, ocupando las posicione que marcan la zona de no retorno.

Asoman por tanto cuatro enfrentamientos a 'cara de perro' y el peligro de ser un cuchillo de doble filo, ya que en caso de salir airosos el valor de los puntos será mayor al meter de lleno a los rivales en el fango, si bien las derrotas podrían certificar de forma prematura lo que muchos aficionados empiezan a asumir y nadie quiere todavía pronunciar: la caída al pozo de Segunda B.

El sábado ante el Alcorcón y en adelante no solo estarán en juego los puntos, sino el gol average particular entre equipos, que hasta la fecha el Almería le gana al Rayo Vallecano y pierde con el UCAM Murcia, un factor que puede resultar decisivo en caso de múltiples empates en la última jornada.

Tras vérselas con Sevilla Atlético, Elche, Valladolid, Numancia y visitar al Mallorca, puede decirse que el Almería tendrá una recta final asequible en caso de llegar con opciones de luchar por el objetivo a falta de tres jornadas. En la antepenúltima fecha recibe en casa al Mirandés, luego viaja a Madrid para enfrentarse a un Getafe que a esas alturas podría ya tener certificada su participación en el play off de ascenso y culmina en casa ante el Reus, que con suerte estaría salvado. Toca encomendarse a la Virgen del Mar.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios