Rossi en su casa se hace más invencible

  • El piloto italiano solamente necesitó cuatro vueltas para dejar claro a sus máximos rivales que la victoria en el circuito de Mugello llevaba su nombre

El italiano Valentino Rossi (Yamaha) solo necesitó cuatro vueltas para dar cuenta de sus máximos rivales, el australiano Casey Stoner (Ducati), vigente campeón del mundo de MotoGP, y el español Dani Pedrosa (Honda), segundo y tercero, respectivamente, ayer en el circuito de Mugello.

Tras adelantar a Pedrosa y Stoner, el italiano apretó el ritmo para ganar ante los casi 100.000 espectadores que llenaron la pista de la Toscana, en el corazón de Italia.

Rossi suma con esta victoria su séptima consecutiva en el Gran Premio de Italia y es el único piloto que ha ganado desde 2002 cuando la categoría pasó a denominarse MotoGP y se disputa con motores de cuatro tiempos.

El español Jorge Lorenzo (Yamaha) se cayó a falta de 17 vueltas para el final cuando peleaba por el quinto puesto, y no pudo seguir en la carrera.

Rossi, que partía desde la primera posición, no salió bien y se vio superado en las primeras curvas por Pedrosa, segundo en la parrilla, que lideró entonces la prueba y por Stoner, el italiano Loris Capirossi (Suzuki), el estadounidense Nicky Hayden (Honda); Lorenzo; el estadounidense Colin Edwards (Yamaha) y el francés Randy de Puniet (Honda).

En la segunda vuelta Stoner pasó a Pedrosa, y a fin de la recta, Rossi lo intentó sobre el español, pero el piloto de Barcelona se resistió y el italiano siguió tercero. Pero lo haría por poco tiempo ya que en el tercer giro le superaba definitivamente, y en la cuarta haría lo propio con el oceánico.

A 17 vueltas para el final, Lorenzo se iba al suelo cuando peleaba con el segundo grupo y perdía la segunda posición en la clasificación del Mundial.

El transalpino hacía entonces sus mejores vueltas para dejar al australiano y al español peleando por el segundo peldaño del podio.

El sanmarinense Alex de Angelis (Honda), debutante en MotoGP esta temporada, remontaba desde la décima plaza para situarse cuarto y empezaba a acercarse a Pedrosa, que perdía adherencia en sus neumáticos, según confesaba tras la carrera, y también la estela de Stoner, que a punto estuvo de caerse a seis vueltas para el final.

Rossi ya no tenía ningún problema por delante. Solo sus seguidores que invadieron la pista para celebrar la séptima victoria del piloto de Tavullia, en «su» circuito.

El italiano ha encadenado una extraordinaria racha de resultados que no había conseguido en los últimos dos años en los que no ha ganado el campeonato.

Valentino Rossi ha vencido en los tres últimos grandes premios, China, Francia e Italia, el sábado logró ser el más rápido en los entrenamientos, a superado con 91 triunfos el número de carreras ganadas por el español Angel Nieto y lidera el mundial con 122 puntos por los 110 de Pedrosa, y 94 de Lorenzo.

Tras el español de la Yamaha oficial se situó Casey Stoner, que con su segunda posición de ayer evita quedarse demasiado descolgado de la lucha por el campeonato. El campeón del mundo es cuarto con 76 puntos.

El italiano Marco Simoncelli (Aprilia) se impuso en el Gran Premio de Italia de 250 c.c. tras provocar la caída de Héctor Barberá (Aprilia) en la última pasada por la línea de meta del circuito de Mugello. Otro español, Alvaro Bautista (Aprilia), se dejó buena parte de las posibilidades de ganar el Mundial, para el que al principio de temporada era uno de los favoritos, al caerse en la séptima vuelta cuando iba era líder.

El español Alex Debón (Aprilia) fue segundo por delante del suizo Thomas Luthi (Aprilia) y se ha situado en la tercera posición del Campeonato del Mundo, con 79 puntos, por detrás del finés Mika Kallio (KTM), con 106, y el italiano Mattia Pasini (Aprilia), segundo con 88.

Al pasar por penúltima vez por la línea de meta, a 240 kilómetros por hora, Barberá lanzaba su ataque, pero Simoncelli se cruzaba provocando una caída espeluznante del español, que salía despedido de su moto contra el muro de la recta. Sin consecuencias físicas, pero sí morales y deportivas pues es uno de los pilotos que peor suerte tiene.

El piloto español Pol Espargaró, de 16 años, logró ayer en el circuito de Mugello la tercera posición del Gran Premio de Italia en 125 c.c. a pesar de haber sufrido varias picaduras de una abeja durante la carrera, en la que se impuso el italiano Simone Corsi (Aprilia).

Corsi recupera el liderado del Mundial con esta victoria por delante del francés Mike Di Meglio (Derbi), cuarto hoy, y del español Nicolás Terol (Aprilia), hoy séptimo. Gadea fue sexto, una posición por delante de Terol, y Olivé noveno. Terol y Olivé son cuarto y quinto en el campeonato, respectivamente, mientras que Espargaró es sexto, con 55 puntos por los 87 de Corsi y Di Meglio, primero y segundo empatados a puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios