Semana clave para el futuro de Ramis

  • El propio técnico catalán puso la semana que arranca hoy como plazo límite para renovar con el conjunto rojiblanco

  • Tiene otros ofrecimientos, pero prioriza seguir en el Mediterráneo

Ramis llegó a la UD Almería de la mano de Raúl Lozano, que ahora ha pasado a un segundo plano como asesor deportivo del club. Ramis llegó a la UD Almería de la mano de Raúl Lozano, que ahora ha pasado a un segundo plano como asesor deportivo del club.

Ramis llegó a la UD Almería de la mano de Raúl Lozano, que ahora ha pasado a un segundo plano como asesor deportivo del club. / javier alonso

Con el nuevo organigrama deportivo ya estructurado, llega la hora de cerrar el nombre del que será inquilino del banquillo el próximo curso liguero. La tarea corresponde a Miguel Ángel Corona, por cuanto la figura de Raúl Lozano ha pasado a un segundo plano en su labor de asesor deportivo del club, cargo que no le va a obligar a residir en Almería.

La lógica apunta a que con los cimientos ya puestos, el talaverano le ofrecerá estos días la renovación a Luis Miguel Ramis para premiar la buena labor realizada en las trece jornadas que estuvo al frente del equipo, obteniendo la salvación al sumar 22 puntos de 39 posibles. La afición acabó contenta con su trabajo (todo lo contrario que con el rendimiento de muchos futbolistas) y no entendería que se prescindiera de sus servicios.

En su última rueda de prensa ya dijo que le gustaría empezar un proyecto desde cero

El propio técnico catalán prioriza su continuidad en el conjunto unionista por encima de otros ofrecimientos que ha tenido. De hecho, en su última comparecencia de prensa tras el duelo ante el Reus que significó la salvación, Ramis indicó que le gustaría empezar un proyecto desde cero al frente de la UDA.

En aquella ocasión incluso le puso plazo a la espera. "La semana que viene [por la pasada] o la próxima [por la presente] tendréis noticias mías. En caso contrario significará que no seguiré", son las declaraciones que hizo entonces un pletórico Ramis, que venía de dedicarle la permanencia a la parroquia unionista.

Si Corona mantiene la plena confianza en su trabajo que disfrutó bajo el paraguas de Lozano, en breve ambos, flamante director deportivo y probable técnico, se pondrían manos a la obra en la confección del plantel para el curso 2017-2018. En tal caso invertirían sus roles, ya que de ser discípulo dentro del vestuario, el talaverano pasaría a convertirse en jefe del tarraconense (apenas disputó 63 minutos a sus órdenes en 6 partidos que fue empleado).

La tarea requerirá de grandes dosis de planificación y acierto, ya que la masa social demanda una limpieza a fondo de un vestuario que no ha funcionado las dos últimas campañas en la categoría de plata.

Toca abordar las pocas renovaciones que están sobre la mesa, casos de Casto y Borja, con más opciones para el segundo que para el primero. El centrocampista dio un buen rendimiento desde su llegada y se valora ofrecerle un año más pese a sus 36 primaveras. Casto tampoco desentonó, si bien no gusta cómo entrena y que siga dependerá más del hecho de no quedarse sin ningún portero. A nivel de fichajes la afición reclama hambre y Ramis conoce bien el mercado de Segunda B de su paso por el Castilla, un buen caladero donde pescar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios