Suspendido un amistoso por trifulca

El árbitro del amistoso que disputaron el pasado sábado el Athletic de Bilbao y el Deportivo Alavés suspendió el partido por una trifulca entre ambos equipos, de la Primera División española.

Según reportan medios locales, todo comenzó a los 70 minutos de partido con la expulsión del jugador del Alavés Alexis Ruano, que antes de abandonar la cancha por se encaró con el juez y amagó con agredirle.

El defensa publicó ayer un mensaje en las redes sociales en el que pidió perdón por su actitud. "Quiero pedir disculpas al arbitro, y a los aficionados del alavés, del Athletic y del fútbol en general. Me arrepiento. No voy a buscar excusas. Nunca lo he hecho. Está mal y mi deseo es reconocerlo", escribió el futbolista del Deportivo Alavés.

Con los ánimos caldeados, la tensión explotó en el tramo final del encuentro tras una entrada de Romero, también del equipo blanquiazul, sobre Saborit, del rojiblanco, que derivó en un tumulto entre ambos equipos sobre el verde del campo de Lasesarre.

Fue entonces cuando el árbitro Daniel Palencia Caballero decidió suspender el amistoso cuando rondaban los 90' de juego y se retiró junto a sus asistentes.

El partido era un ensayo para ambos equipos vascos de cara al inicio del campeonato español, que comenzará el próximo fin de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios