De la tierra

Toda una vida ligada al balonmano

  • Javier Lamarca, tras triunfar como jugador, lucha como gerente para hacer grande a Keymare Almería

Comentarios 0

Almería tiene hoy suerte de contar con varias disciplinas deportivas en la élite: fútbol, voleibol, baloncesto, balonmano... Eso facilita que, si se trabajan las bases, los jóvenes deportistas almerienses puedan llegar a lo más alto. Sin embargo, no hace mucho, la situación era bien distinta. Almería no tenía deporte de élite y los canteranos tenían que emigrar.

Eso es lo que le pasó a Javier Lamarca (Almería, 12-1-1972), actual gerente de Keymare Almería que ha tenido una amplia trayectoria como jugador en distintos equipos de la ASOBAL y que ha sido internacional con la selección española. La afición al balonmano comenzó como un juego de niños: "Empecé a jugar en el colegio y entré en las categorías inferiores de Cajalmería. A partir de ahí, le fui cogiendo el gustillo a este deporte, empecé a ir con las selecciones inferiores y con 15 años me llamó el Atlético de Madrid", recordaba Lamarca.

La llamada de los colchoneros era un paso de gigante. El Atlético de Madrid, entonces, era un grande y contaba con jugadores de primer nivel y él, con 17 años, ya iba a debutar en la División de Honor (lo que ahora es la ASOBAL): "Una vez en un equipo grande todo es distinto. No hacíamos más que ganar campeonatos nacionales. En aquella época, además, en el Atlético había jugadores como Urdiales, Cecilio Alonso , Román...".

En Madrid estuvo cuatro campañas. Posteriormente pasaría por BM Alcalá, Atlético Alcobendas, Ademar León, Gáldar, BM Altea, Octavio Pilotes Posada, BM Ciudad Roquetas de Mar y BM Almería 2005, antecesor del actual Keymare Almería. Se recorrió España de norte a sur y de este a oeste: "Realmente tuve suerte de poder jugar en buenos equipos. Cuando me fui a Canarias, además, coincidió con que el equipo estaba jugando en Europa".

Pero las experiencias internacionales no vinieron sólo con clubes. Javier Lamarca ha sido internacional con la selección española: "Pude disputar varios torneos con la selección júnior en Suiza , Cuba... y también jugué un campeonato del Mundo en Egipto. Con la absoluta disputé los Juegos del Mediterráneo Languedoc-Rosellón 1993, y fue una experiencia única. Yo siempre había soñado con participar en unos Juegos Olímpicos, y esto creo que es lo más parecido a unas olimpiadas. Cuando Almería celebró los Juegos de 2005, los viví de forma muy especial".

Tras su amplia trayectoria como jugador, un buen día cambió las canchas por el despacho. El ayuntamiento de Almería quiso reconocer su trayectoria y le entregó, en 2006, el escudo de oro de la ciudad: "Fue un orgullo que mi ciudad me reconociera mi trayectoria, teniendo en cuenta que estuve mucho tiempo fuera. Estoy muy agradecido a la ciudad, al Alcalde, al club, al presidente... Fue el mejor broche a mi carrera".

Después de colgar las botas, Lamarca pasó a ser gerente del Keymare Almería, función que desempeña desde hace tres temporadas: "Ahora todo es muy diferente. Fuera de la cancha se sufre más porque, además, tienes que estar más pendiente de otras cosas (presupuesto, patrocinadores, que la gente venga al Pabellón...). Pero bueno, aunque se sufre más, estoy encantado de poder seguir vinculado a mi deporte y me siento afortunado de trabajar en lo que más me gusta".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios