El Tour remata a Quintana

  • El colombiano ya está descartado para el podio y fija su objetivo en la etapa alpina del Izoard

Nairo Quintana se descolgó definitivamente de la general del Tour de Francia tras perder casi cuatro minutos en la decimoquinta etapa y situarse a más de seis con respecto al líder Chris Froome.

Mientras su compatriota Rigoberto Urán (Cannondale) se mantuvo entre los mejores, e incluso intentó un ataque en los kilómetros finales de la etapa que conducía a Puy-en-Velay, Quintana vivía un nuevo calvario que definitivamente lo descarta para el podio de París.

El ciclista del Movistar se descolgó en el ascenso al Col de Peyra Taillade, una dificultad de primera categoría en la que el equipo AG2R impuso un alto ritmo. El ataque sirvió para poner de manifiesto que la recuperación mostrada por Quintana en la última etapa pirenaica, en la que fue segundo en Foix, no era más que fachada.

El colombiano volvió a sentir sobre sus piernas el peso del reciente Giro de Italia y los kilómetros se le fueron clavando, para acabar definitivamente alejado de los mejores. Ahora undécimo de la general a 6.16 minutos de Froome y con la moral por los suelos.

Su rostro en la meta de Le-Puy-en-Velay lo decía todo. Atrás quedó la esperanzadora sonrisa con la que acabó en Foix y que le habían situado a poco más de dos minutos del maillot amarillo, en la pelea por los puestos importantes y con los Alpes por delante.

"Fue una etapa dura, no sigo recuperando. Me he quedado e iremos día tras día. Seguimos luchando, avanzando para adelante sin rendirnos", señaló el líder el Movistar, tratando de mantener la esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios