Unai Emery hace oficial su adiós para firmar por el Valencia

  • El técnico vasco pidió perdón por la demora de su decisión y se mostró "muy agradecido a todos y a Almería"

Comentarios 1

Era un secreto a voces y ayer, por fin, tanto Unai Emery como el Valencia CF daban oficialidad al acuerdo que les vinculará durante las dos próximas temporadas. Todo estaba cerrado desde hace unos días, pero no fue hasta la noche del miércoles cuando por fin se pudo firmar el contrato después de una maratoniana reunión en Alicante a la que asistieron Unai Emery, su representante Iñaki Ibáñez, el director deportivo del Valencia Juan Sánchez, así como dos directivos valencianistas (Wollstein y Morera).

El técnico de Hondarribia, al que la idea de entrenar al conjunto ché le había entusiasmado desde el principio, aunque la situación de desgobierno existente en la entidad valenciana le había creado dudas. Por eso pidió una reunión personal con el máximo accionista del club, Juan Soler, aunque finalmente éste no asistió. No obstante, el propio Soler y su rival, Soriano, que había anunciado que en caso de compra no contaba con el vasco, telefonearon a Emery para tranquilizarle.

Con esa tranquilidad, la decisión, aunque difícil, fue más sencilla y acabó firmando por dos temporadas, a razón de millón y medio de euros por cada una de ellas, y con incentivos por lograr objetivos. Tras el acuerdo, el ya ex entrenador del Almería se lo comunicó a Alfonso García y ayer compareció ante los medios de comunicación almerienses para despedirse "de Almería" en una multitudinaria rueda de prensa, con medios nacionales.

"La decisión en torno a la continuidad o no como entrenador del Almería se ha ido demorando por las circunstancias. Creo que por momentos se ha hecho hasta un poco pesada la espera. Quiero pediros perdón a los medios y a la afición por si os ha incomodado todo este proceso. La decisión no ha sido fácil para mí y, tras valorar muchísimas cosas, la tomé ayer por la tarde", señalaba Unai nada más tomar la palabra.

Posteriormente, el técnico de Hondarribia procedió a dar las gracias a todos los que han estado alrededor de él: "Quiero resaltar que estoy profundamente agradecido al presidente, a los directivos, a los técnicos que han trabajo al lado mío, a los jugadores, a los medios de comunicación y, sobre todo, a la afición por el gran apoyo que ha habido hacia el club y hacia mi persona. La decisión la tomé ayer, hoy anuncio mi marcha, pero lo hago desde el agradecimiento a todos, desde la certeza que este club va a seguir creciendo y desde la certeza de que he tomado una decisión acertada para mi continuo crecer y mejorar como entrenador y como persona", comentaba un técnico emocionado, tenso, que añadía: "Para mí Almería siempre estará, porque yo vendré aquí a Almería por mucho espacio de tiempo a estar con los almerienses, porque me siento querido y yo quiero a Almería".

El nuevo técnico valencianista recalcó durante su comparecencia que la decisión no la tomó hasta la tarde del miércoles: "Hay muchos motivos, muchos de ellos no se pueden decir porque son cosas internas, personales. Yo nunca he querido un protagonismo excesivo. He tenido que buscar el momento que he creído más idóneo. Ayer, fríamente estaba analizando la decisión, teniendo en cuenta al Almería, y tomé la decisión de ir a un club importante y se lo comuniqué al presidente".

El de Hondarribia no ha tenido aún tiempo para pensar en su futuro ché (cuerpo técnico, plantilla...), aunque no descarta irse acompañado a la capital del Turia por alguno de los componentes de su cuadro técnico: "Tenemos comunicación en ese sentido, en todas las direcciones, el primer paso se ha dado conmigo y seguramente en días venideros se irán tomando posiciones en una dirección u otra con ellos también. Lo que está claro, como he dicho antes, es que ellos han trabajado conmigo, les estoy muy agradecido y también se merecen mi puesto", dijo muy emocionado.

Del mismo modo, aún no ha pensado si se llevará algún jugador rojiblanco: "No lo tengo en mente y no es mi idea meterme en un sitio para perjudicar. Si estoy en el escaparate es gracias a la plantilla, pero no haré nada que no sea beneficioso para todos".

Tampoco quiso decir si este fichaje culminaba sus aspiraciones: "El fútbol es muy complejo. Es un juego, pero un juego muy serio. Uno no puede decir donde va a estar, donde no va a estar. Los momentos en el fútbol son muy a corto plazo y por eso las decisiones son tan importantes. Yo quiero ser entrenador mucho tiempo. Se colmen o no mis aspiraciones. Yo quiero entrenar, porque me gusta mi profesión y lógicamente no es lo mismo entrenar en Primera que en Segunda o que en Tercera. Si se puede entrenar a un nivel máximo mejor, pero no es verdaderamente mi objetivo. Tengo ambición, pero creo que tengo ambición medida. Tengo una oportunidad ahora que quizá, si no la cojo, no sé si luego la tendré. Lo que sí está claro es que la tengo ahora, y que me ilusiona. Igual que me ilusionaría seguir en Almería. Es un paso más que creo que tengo que darlo y así lo he hecho", concluyó un técnico que forma parte de la historia de Almería y que, tras fundirse en un abrazo con el presidente, recibió la ovación de los medios de comunicación asistentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios