voleibol superliga

Unicaja propondrá a la RFEVB un cambio de sistema en la fase final

  • Mañana (20:30) comienza el primer encuentro de la final al mejor de cinco ante Ca'n Ventura Palma

Molducci, Sedeño y Llabrés comparecieron ayer ante la prensa. Molducci, Sedeño y Llabrés comparecieron ayer ante la prensa.

Molducci, Sedeño y Llabrés comparecieron ayer ante la prensa. / javier alonsO

Da igual que Unicaja haya arrasado en la competición regular. Da igual que Unicaja sea el equipo español con más Superligas (once). Da igual que Unicaja se haya plantado en la final por undécima ocasión consecutiva. La presión es para Ca´n Ventura Palma. Así lo aseguró anteayer Manu Parrés y así lo corroboraron ayer en la presentación de la final Ramón Sedeño, Pierro Molducci, Toni Llabrés, presidente, entrenador y capitán, respectivamente, del conjunto ahorrador. "Palma tiene un equipo nuestro, con mucho dinero. Se pueden hacer muchas cosas con dinero, quitando dinero a los que ganan. Si perdemos el título, no lo perdemos ahora, sino en verano, cuando se nos fueron jugadores", aseguró Molducci. Sedeño también le pasa el papel de favorito al cuadro balear: "Llegamos con la tarea hecha y sin ninguna presión. Ellos tienen el presupuesto más alto de España, por lo que tienen la obligación de ganar". Llabrés no se salió de esa línea: "Palma es favorito".

En lo que también coincidieron los tres es que el actual sistema de fase final está mal organizado, disputándose primero dos encuentros en el feudo del mejor clasificado para ir a la pista del rival en los dos siguientes. Unicaja va a hacer una propuesta a la Federación para modificar el sistema. La idea es disputar un partido cada fin de semana alternando cancha.

El conjunto almeriense irá a por su undécima Superliga. "Vamos a jugar las finales para ganarlas. Si quieren vencernos, se van a tener que dejar el alma ante nosotros", aseveró rotundo Llabrés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios