VOLEIBOL l Superliga masculina

El Unicaja se queda en blanco

  • La derrota en la final de la Superliga frente al Drac Palma ha dejado al club almeriense sin ningún título en sus vitrinas en la presente temporada, aunque ha tenido el orgullo de disputar las tres finales

Comentarios 0

Terminó la temporada en la Superliga masculina de voleibol y es hora de hacer balance al curso realizado por el Unicaja Arukasur Almería, que se ha proclamado subcampeón de liga tras caer derrotado en la final por el Drac Palma Portol, el gran dominador de los últimos años.

Una cosa es innegable. El Unicaja actual dista bastante del Unicaja que marcó una época en el voley español. Entonces, nadie hacía sombra al equipo almeriense en España. El cambio de ciclo que se inició tras los Juegos Mediterráneos (retiradas de forma progresiva de los grandes líderes de aquel conjunto, Cosme Prenafeta, Manolo Berenguel y Carlos Carreño), y de donde sólo se mantiene Juanjo Salvador, ha hecho pasar al club almeriense de campeón a aspirante. El Drac Palma actual (Son Amar en 2005) es el nuevo referente del voleibol español, con tres títulos de manera consecutiva, que hace que el voley mallorquín (con algunos cambios de denominación, desapariciones, fundaciones y refundaciones) acumule hasta ocho títulos, los mismos que el Unicaja. Los tres últimos en la actual Superliga, ya que los cinco anteriores llegaron cuando la máxima categoría se denominaba División de Honor y antes de la entrada en escena de los almerienses.

El equipo mallorquín es el que más aporta a la Selección Española. Aporta hasta el entrenador. Y claro, son los que juegan con la elástica nacional. Antes, era el Unicaja el equipo que engrosaba un núcleo importante del sexteto de la Selección. Ahora, son dos los jugadores que suelen ir convocados, Alexis Valido y Alfonso Flores, y sólo juega el primero.

Esta temporada ha sido en blanco para el Unicaja Arukasur. Eso sí, el equipo almeriense tiene el orgullo de haber disputado hasta tres finales este año. Lo malo ha sido no haber podido ganar ninguna, lo que, como comentaba el capitán Juanjo Salvador al término de la final, "deja un mal sabor de boca".

El Unicaja disputó la Supercopa de España como campeón de la Copa del Rey. Fue la primera oportunidad de la temporada pero el Drac Palma, campeón de la Superliga, se llevó ese primer título en juego.

Con el paso de los meses, al Unicaja Arukasur le llegó una nueva ocasión para engordar sus vitrinas con la Copa del Rey. Sin el equipo balear, eliminado sorprendentemente en cuartos de final, parecía una inmejorable oportunidad para ello, pero después de eliminar al duro anfitrión CAI Teruel en semifinales, el Ciudad del Medio Ambiente Soria le arrebató la Copa en el tie-break.

Todavía quedaba la Superliga y el factor Mondi. El técnico hispano-argentino ya había obrado el milagro en la competición española en temporadas anteriores, en situaciones hasta peores que la vivida esta temporada, pero en esta ocasión no fue posible. Recuperó la confianza de los jugadores y mejoró notablemente el juego del equipo, pero en la final frente al Drac Palma el equipo volvió a hincar la rodilla. Un primer partido en Mallorca malo, un segundo en Almería mejor, y un tercero, también en Almería, que jugó el Unicaja Arukasur de poder a poder, pero en el que, ni aun así, pudo hacer ningún set que hiciera temblar a los campeones.

En España, las tres competiciones han dejado tres subcampeonatos. Unicaja se queda sin Champions para la temporada que viene (jugarán Palma, campeón de Liga, y Soria, campeón de Copa) y afrontará la Copa CEV. En la Champions, la temporada, al igual que en las anteriores, el equipo almeriense ha sido incapaz de superar la fase de grupos. Un reto que no se ha logrado, aunque era uno de los principales objetivos de la temporada.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios