Fútbol l Final de la Copa del Rey

El Valencia salva la temporada

  • El conjunto valenciano, que en la liga está en la zona baja de la tabla, se impuso en la final de la Copa del Rey al Getafe, en un partido que encarriló a los 10 minutos con dos cabezazos de Mata y Alexis

Comentarios 0

El Valencia, con dos goles de cabeza al principio del encuentro, y con otro testarazo al final, derrotó al Getafe por 3-1 y se adjudicó una Copa del Rey, la séptima de su historia, que le permite culminar con un título una temporada nefasta. El Valencia es el campeón porque atacó con más decisión la final, ante un rival que no encontró su juego y sólo sobrevivió con esperanza mientras aguantó el físico de Esteban Granero.

No sólo le cuesta al conjunto de Michael Laudrup entrar en los partidos, sino que parece que necesita verse al borde del abismo para reaccionar. Le ocurrió en el Allianz Arena, en la vuelta contra el Bayern y repitió ante el Valencia. En el Calderón, habían pasado poco más de diez minutos y ya había entregado más de media copa al rival.

El Valencia, al contrario, convirtió en motivación el apoyo recibido desde las gradas y salió convencido de que una final es suficiente motivo para, al menos durante hora y media, firmar la paz y reivindicar el valor de su plantilla. Con el empuje de Baraja y Marchena ahogó el centro del campo getafense y sacó ventaja de la movilidad entre líneas de David Silva para lograr una ventaja que pudo ser decisiva.

Marcó en su primer ataque. De un buen desmarque del centrocampista canario, bien visto por Villa, partió el primer gol, rematado de cabeza en el centro del área y sin oposición por Mata (m.4). En estado de shock y con el recuerdo fresco de la final perdida hace un año, por otro gol en los primeros minutos, el Getafe aún concedió a su rival otro tanto, tras un saque de esquina lanzado por Silva, al que no quiso acudir el meta Ustari y que cabeceó de nuevo sin oposición Alexis.

Pero el Valencia llega al tramo final de la temporada con demasiados temores y, pese a que el Getafe tardó más de veinte minutos en inquietar al alemán Hildebrand, encontró la ayuda de los de Koeman, que fueron reculando hacia su área, para entrar de nuevo en la final, gracias a un penalti cometido por Moretti sobre Contra, que transformó Granero.

El descanso pareció reactivar a Villa, que estuvo a punto de marcar en dos acciones consecutivas. Pero el mando del encuentro ya lo tenía el Getafe, gracias a Granero y al infortunio valencianista. El ex madridista envió un balón al larguero a la hora de juego.

Pero el Getafe se despidió de un nuevo sueño lastrado por otro error de un meta argentino. En esta ocasión, Ustari no blocó una falta lanzada por Baraja y envió su rechace hacia Morientes, que en plancha y de cabeza logró el tanto de la sentencia. El Getafe, en una semana, cayó en la UEFA y perdió la Copa.

no blocó una falta lanzada por Baraja y envió su rechace hacia Morientes, que en plancha y de cabeza logró el tanto de la sentencia.

No hubo tiempo más que para que el suizo Fabio Celestini se ganase la expulsión, en medio de la explosión de júbilo de la afición del Valencia, que pese a todo pidió la dimisión de Koeman, y de la desolación getafense, que en una semana se ha quedado sin nada, tras acariciar el cielo

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios