Un empate con sabor a derrota para ambosEl Tenerife logra remontar y casi se asegura la permanencia

El Racing de Ferrol y el Alavés firmaron en la tarde de ayer un empate en A Malata (1-1) que dejó sabor a derrota para ambos, inmersos en una lucha agónica por evitar el descenso a la Segunda División B.

Un gol en el primer minuto no fue suficiente para que el Racing lograse una victoria que le habría acercado a la permanencia. La jugada comenzó con una falta lanzada por Portilla desde la izquierda que remató de cabeza Jonathan Pereira. El portero visitante, Bernardo, rechazó el balón y Jonathan Martín, muy atento, puso por delante al Racing de Ferrol.

Punto de oro el del Tenerife que llegó incluso a desaprovechar un penalti a favor ante un Celta de Vigo que no se jugaba nada, salvo acabar la temporada con la mayor dignidad posible, y que disputó la segunda parte en inferioridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios