Lo clásico y lo más ocurrente se dan la mano en las carrozas

  • Una alegoría del Rey en su viaje a Botsuana llama la atención de vecinos y curiosos

Cerca de las diez de la noche una carroza tradicional repleta de niños, ellos de corto y ellas con sus trajes de flamenca, abría el cortejo del tradicional desfile de carrozas, que llenó de color y originalidad las calles de Canjáyar la noche del jueves. Un desfile al que puso música la banda municipal disfrazados para la ocasión y portados en un camión. En este desfile las carrozas clásicas se dan la mano con las más ocurrentes confecionadas por los propios vecinos. Este año, llamó y mucho la atención, el grupo que puso en escena el viaje del Rey a Botsuana. También llamativo el barco de forajidos piratas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios