"La gran característica de Bruno es su forma física"

  • Mané destaca de su compañero en el carril opuesto del Almería que "defiende y ataca continuamente"

Uno de los ingredientes estrella de este Almería que está cocinando el asalto a la Copa de la UEFA y sorprendiendo a toda España se encuentra en las bandas y, más concretamente, en la ardua tarea que vienen realizando en los carriles dos futbolistas semidesconocidos para el gran público hasta su irrupción en Primera: Bruno Saltor y Mané.

Catalán uno y gaditano el otro, ambos han congeniado bien en el vestuario rojiblanco. Sus inicios fueron coincidentes, pues ambos probaron la amargura de la Segunda División B antes de pasar por la categoría de plata para saborear ahora la miel del éxito tras haber pasado por todos los escalafones de este deporte.

"Pasé de estar en Segunda B [en las filas del Lleida] a que el Almería confiara en mí y ascendiéramos a Primera. En poco tiempo y con suerte he pasado de la cara amarga del fútbol a disfrutar de la más dulce. Por mi cabeza nunca ha pasado dejar el fútbol porque he ido jugando donde he estado. Aunque hubiera bajado a Segunda División B la ilusión por jugar no me la hubiera quitado nadie", reconoce Bruno.

Para Mané, lo realmente importante, la piedra angular sobre la que se ha construido este equipo, se encuentra de puertas hacia dentro: "Demostramos que quien sale el domingo lo hace igual de bien gracias a la compenetración de todos y la unión que hay en el vestuario".

Los dos llegaron al Almería el año del ascenso para ponerse a las órdenes de Unai Emery. Por eso se conocen bien y se dedican elogios mutuos. "Mané es un jugador que técnicamente tiene un nivel altísimo. Física y defensivamente ha mejorado una barbaridad. Es muy joven y tiene un futuro por delante esperanzador. No sabemos aún dónde está su techo", explica Bruno para que Mané recoja el guante y le devuelva el elogio: "No voy a descubrir nada nuevo sobre él, es un gran futbolista que cada día va a más. La forma física es una de sus grandes características porque defiende y ataca continuamente".

Aparte de jugar en el sacrificado puesto de lateral, uno diestro y otro zurdo, ambos comparten un inicio común como interiores, lugar donde Mané sí se ha desenvuelto alguna que otra vez esta temporada en sustitución de Crusat: "En otras categorías jugamos los dos como interiores, pero esto del fútbol pasa por adaptarse a todos los puestos. Tanto a él como a mí nos gusta atacar y defender, estar continuamente subiendo y bajando", explica el '22'.

El dorsal '2' también recuerda su etapa en el centro del campo: "Llevo cuatro años en esta posición, ya que siempre he sido interior. Por eso tengo vocación ofensiva. El año pasado mejoré y destaqué a nivel defensivo y eso me dio más seguridad".

La solvencia de los dos queda patente mirando las estadísticas. Según los números, son los jugadores que más minutos han disputado sólo por detrás del central Carlos García, que lidera esa faceta.

Mané incluso lo ha aprovechado para prodigarse en la portería contraria: "El año pasado no tuve mucha suerte en ese aspecto, pero éste llevo dos goles, aunque no me preocupo por ello. Las faltas son todas ensayadas y todo el mundo conoce los movimientos, por eso apenas las lanzamos directas y es más complicado que pueda hacer goles".

Merodear el área se hace mucho más complicado para Bruno, que si algún día marca tiene claro a quién va a dedicárselo: "Estoy negado con el gol, no he metido ni un ¡huy!, pero el día que llegue lo celebraré muy contento y se lo dedicaré a mi hijo". La selección española es otra de las metas que también se atisban en el horizonte, si bien en este supuesto es Mané quien cuenta con más oportunidades por su juventud: "Hay que seguir creciendo como futbolista, ir a más para cumplir el sueño que todos tenemos desde pequeño que es vestir la camiseta de la selección española", admite el andaluz sobre una posible llamada del futuro seleccionador, toda vez que parece claro que Luis Aragonés no contará con él para la Eurocopa de Austria y Suiza.

A Bruno, cerca de cumplir los 28, ese objetivo le pilla algo más lejano y se muestra más pragmático: "Yo le he dicho a algunos compañeros que es difícil porque no sólo basta con el rendimiento, ya que hay otras cosas más que pesan. Güiza, por ejemplo, va pese a no estar en un grande porque el Mallorca tiene más identidad en Primera". En la selección o no, la cotización de ambos sube como la espuma, mucho más aún si logran ubicar al Almería en zona europea.

"Este equipo siempre tiene mentalidad ganadora porque sale así a cualquier campo. Estar cerca de la UEFA y poder entrar sería un sueño, es un reto muy bonito y vamos a luchar para intentar conseguirlo", proclama Mané, mientras Bruno advierte de lo difícil que se lo pondrán a los cinco rivales que les restan [Valladolid, Betis, Getafe, Recreativo y Espanyol]: "Yo diría que jugar contra equipos como nosotros desespera, por suerte ese ha sido el camino para lograr los éxitos que hemos conseguido". Los jugadores creen que es posible e irán a tumba abierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios