Es la hora de volver a ganar fuera

  • El Poli quiere romper su racha negativa como visitante en un estadio que va a estar plagado de seguidores celestes

El Poli Ejido tiene ante si una nueva oportunidad de engancharse al tren de la salvación. Pero para eso necesita superar su asignatura pendiente de toda la temporada, la de ganar fuera de casa. Los celestes presentan un escaso bagaje de seis puntos lejos de Santo Domingo en toda la campaña y de una única victoria a lo largo de la misma que no es suficiente como para lograr la salvación y, por este motivo, necesita empezar a mejorar sus registros a domicilio en el día de hoy.

En este sentido, la buena noticia para ellos es que no van a estar sólos en el Rico Pérez sino que van a estar acompañados por una nueva marea celeste que se va a desplazar hasta tierras alicantinas para estar con el equipo en este trascendental compromiso. Los aficionados son conscientes de todo lo que se juega el Poli esta tarde y han decidido volver a dar una lección de fidelidad y compromiso con el conjunto celeste.

Por tanto, habrá una buena presencia de aficionados ejidenses en unas tierras alicantinas a las que el Poli viajó en el día de ayer con 19 efectivos. Y es que Bermejo ha sido duda a lo largo de toda la semana y Castro Santos ha decidido llevarse a un hombre más para apurar hasta el último momento por si pudiera contar con el cántabro. Por lo demás, cabe reseñar que el Poli cuenta con las ausencias obligadas de Toedtli, Rodri y Marc Bernaus y esto va a hacer que Castro Santos tenga que trastocar sus planes habituales. En principio, el hueco de Bernaus será cubierto por Raúl Torres o, incluso, Juan Díaz mientras que los sustitutos de Rodri serán Almirón o Tena. Por lo demás, el resto de jugadores serán, en principio, los mismos con los que contó el vgallego la temporada pasada.

Por su parte, el Hércules llega al partido con sus deberes casi hechos en la categoría e inmerso en un tremendo lío institucional. Los alicantinos están casi más pendientes de zanjar sus líos judiciales cónsul anterior secretario técnico que de pensar en los compromisos que le quedan y, además, asiste a un divorcio publico entre su afición y su técnico, Goikoetxea. Los alicantinos tienen seis bajas pero no darán lugar a cambios en el once titular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios