Cd tenerife | poli ejido · la crónica

Dos minutos fatídicos

  • Desmoralizado El Poli dejó escapar un triunfo que tenía en su bolsillo en un par de acciones en las que Nino no perdonó Impotencia El equipo vuelve a quedarse sin puntuar fuera y la salvación se aleja más

Comentarios 0

El Polideportivo Ejido dejó escapar ayer una de las mejores oportunidades que ha tenido para puntuar fuera de casa en toda la temporada. Los celestes, dominaron el encuentro durante 75 minutos y se adelantaron en el marcador gracias a un gol de Chico. Pero cuando parecía que el equipo podía dar un importante zarpazo en su lucha por la salvación, el equipo perdió la concentración y Nino le dio la vuelta al partido con dos goles en dos minutos.

Este fue el guión de un encuentro en el que los primeros compases fueron de tanteo entre ambos equipos. El conjunto tinerfeño intentaba acercarse a la portería del Poli pero era incapaz de encontrar la posición adecuada sobre el terreno de juego, todo lo contrario que su rival, el Poli que no sólo sometió a su contrincante, sino que se encontraba muy cómodo jugando con las líneas muy juntas y sin dejar espacios.

Las escasas ocasiones en las que los locales chutaron sobre el marco de Bello no significaron peligro alguno para el arquero, como por ejemplo un disparo lejano de Longás en el minuto dieciséis que se fue fuera, otro a renglón seguido de Nino que detuvo el meta, y un tercero de Ayoze que recibió la misma respuesta.

Tras esta fase en la que los insulares llevaron la iniciativa, fueron los ejidenses los que se hicieron con el juego y se encontraron con la mejor y más clara ocasión de toda esta primera parte. Tras una galopada de Cerra por su banda derecha, el valenciano cedió hasta el punto de penalti en el que Chico, libre de marca, aguardaba para adelantar a los ejidenses. Pero el canterano no acertó con el remate y la bola se fue a la derecha de Navas. Con esta acción concluiría una primera parte que no pasará a la historia del fútbol.

La reanudación se inició con un Tenerife que salió en tromba, poniendo en apuros a Bello Serans. Para empezar, Nino desaprovechó un buen pase de Iriome en el primer minuto e instantes después fue Longás el que disparó por arriba del larguero.

En cualquier caso, esta intensidad inicial de los locales la cortó de raíz el Poli en el minuto 61. Tras una falta botada por Juan Díaz, Chico inauguró el marcador haciéndose con un balón dividido en el interior del área que transformó en el primer tanto del partido con un lanzamiento raso junto a uno de los postes.

A raíz de este tanto, los jugadores de Castro Santos no dieron muestras de conformismo con esta mínima ventaja y tuvieron ocasión de aumentarla en el minuto 69 por mediación de Cerra. Pero, desgraciadamente para los celestes, su lanzamiento cruzado se fue a escasos centímetros de la meta de Raúl.

Y poco después de esta jugada, las cosas empezaron a cambiar para el Poli. Y todo ocurrió, paradójicamente, a partir de que Castro Santos decidiera reforzar su defensa con la entrada de Raúl Torres. El problema fue el nerviosismo que comenzó a acuciar a los ejidenses.

Esto lo aprovecharon los locales para venirse arriba. Arruabarrena estuvo cerca de conseguirlo con un disparo a media altura si no lo hubiese impedido una providencial estirada del meta, que llegó a tiempo de enviar el balón a córner.

También estuvo cerca de conseguirlo Nino, que consiguió conectar un remate que sacaría sobre la misma línea de gol Raúl Torres. Pero poco después, en una nueva embestida blanquiazul, Nino, con un inteligente movimiento, se adelantó a un defensor y al portero y casi que a placer igualó la contienda en el minuto 80, tras un centro de Ayoze.

Este tanto supuso la debacle para el Poli. Pero lo peor estaba aún por llegar y los celestes se irían totalmente del partido cuando dos minutos después, otra vez Nino, volvió a aprovechar una dejada de Arruabarrena dentro del área para mandar el balón hasta el fondo de las mallas entre los defensores y el guardameta ejidense.

Al final, victoria para los tinerfeños y duro mazazo para un Poli que ha recibido el golpe moral de ver como se esfumó en dos minutos una victoria que tenía en su mano y que ve como se amplía su distancia respecto a la zona de salvación.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios