Un pueblo de bellos rincones para descansar en la Alpujarra

  • El Ayuntamiento realiza diferentes obras para embellecer el municipio y potenciar su atractivo turístico de cara a los visitantes

Cánjayar es un municipio de la Alpujarra almeriense que ofrece a sus visitantes diferentes rincones para el descanso. Espacios que el Ayuntamiento ha buscado en los últimos tiempos adecuar para que se conviertan en lugares donde el turista pueda desconectar y olvidar sus problemas del día a día. Esta localidad es perfecta para escaparse del ruido y el ajetreo. Uno de los objetivos claros que se ha marcado el equipo de Gobierno canjilón es potenciar los atractivos turísticos mediante la creación de nuevas infraestructuras y el impulso a nuevos servicios.

En los últimos meses el Consistorio ha llevado a cabo una serie de actuaciones con las que el pueblo ha mejorado su imagen. Por ejemplo, la creación de un parque frente al colegio Santa Cruz de Canjáyar en homenaje al párroco Pedro Aliaga Navarro. Otra de las obras realizadas para ensalzar la imagen de Canjáyar ha sido la rehabilitación del edificio del antiguo matadero que alberga la sede de la banda de música Eladio Guzmán y de varias asociaciones de la localidad.

Del mismo modo, se han realizado obras de mejora en el parking de la piscina municipal y en el paraje de la Alcoholera, que albergará un área de autocaravanas, con una superficie de 380 metros cuadrados. Este último proyecto se llevará a cabo a través del Plan Turístico de la Alpujarra Almeriense.

También los visitantes y vecinos disfrutan de nuevos lugares donde contemplar paisajes únicos de la Alpujarra como el Mirador de La Era, ubicado en una explanada de la Calle María Cristina, en las inmediaciones del Cerro San Blas.

Próximamente se espera que el turista también cuente con un nuevo Punto de Información Turística, así como la finalización del Centro de Interpretación de la Minería de Alcora.

Los alrededores del pueblo son perfectos para practicar senderismo por lugares como la Cueva de las Nieles o por el cerro de San Blas, donde se ubica la ermita. Esta localidad dispone de la ruta de las fuentes, pensada para mostrar la importancia de este recurso en el turismo y agricultura, motores económicos del municipio que posee 11 manantiales, como la fuente Jardines Cruz de los Caídos o la fuente Larga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios