Fútbol l Primera División

Con la reja en las narices

  • Rijkaard no permitió a los aficionados acercarse al campo de entrenamiento

Comentarios 0

El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, no abrió ayer las puertas de acceso al campo de La Masía para que los aficionados del equipo azulgrana presenciaran en directo el entrenamiento posterior al empate en casa ante el Getafe (0-0), culminado con una pañolada de protesta del público barcelonista.

Un centenar de aficionados se agolpó a las once de la mañana, horario previsto para el inicio del entrenamiento, en las puertas de acceso de La Masía, cerradas a la espera de una autorización del entrenador. Sin embargo, el primer equipo completó el entrenamiento y los aficionados sólo pudieron ver la sesión desde la Avenida Joan XXIII. Más tarde, Rijkaard explicó a EFE que, sencillamente, se había olvidado de abrir las puertas a los aficionados que esperaban ver a los jugadores del Barcelona.

El defensa Gabriel Milito se mostró comprensivo con el enfado de los aficionados del FC Barcelona que el domingo despidieron al equipo con una pañolada al final del partido ante el Getafe en el Camp Nou (0-0), aunque reclamó unidad en el barcelonismo porque cree que el equipo aún tiene «posibilidades» en la Liga y en la Liga de Campeones, y también aclaró que no cambiaría la situación del Barça por la del Real Madrid.

«Me quedo con nuestra situación del Barça porque estamos en dos competiciones con posibilidades. Aún así, aunque tampoco estuviéramos con estas posibilidades, tampoco me cambiaría por el Madrid. Seguro que no», afirmó. El argentino lamentó las oportunidades que el Barça ha desaprovechado en la Liga y atribuyó la pañolada del público a los malos resultados, después de haber ganado sólo uno de los seis últimos partidos de Liga.

Milito cree que la reacción de protesta de la grada fue consecuencia del «momento que está viviendo el equipo», dijo, cuando le preguntaron si cree que los pañuelos iban dirigidos al equipo o a la directiva. «Se nos han escapado varias oportunidades para acercarnos al líder de la Liga. De los seis últimos partidos de la Liga sólo hemos ganado uno --frente a tres derrotas y dos empates-- y eso es poco para lo que es este equipo y este club», señaló. Aseguró que los jugadores son los primeros que están «mal».

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios