El que tuvo, retuvo

  • Ángel Vizcaíno encarriló el partido para el Parador en la primera mitad, y Adolfo sentenció en un contragolpe

Comentarios 0

Pueden pasar los años que la calidad no se pierde. El físico disminuirá, pero los buenos futbolistas tienen muchos recursos más. Ángel Vizcaíno ayer se valió de una balón a la espalda de la defensa del Villa de Albox para encarrilar el partido.

Los albojenses, sabedores de lo mucho que se jugaban en Los Eucaliptos, plantearon un encuentro de tú a tú. Con un centro del campo fuerte y una delantera comandada por Petteta, el Villa quiso hacerse dueño del duelo.

Pero al conjunto de Pablo Berdullas no le gusta que le tuteen. El Parador siempre quiere llevar la manija del partido y ser mandón, como demostró.

El tanto de Ángel fue un jarro de agua fría para los visitantes. Y si no quieres caldo, toma dos tazas. Nada comenzar la segunda mitad, el Villa de Albox se iba a quedar con un hombre menos por expulsión de Israel. El partido se ponía muy cuesta arriba y los locales iban a aprovecharlo.

Con una defensa albojense muy adelantada, Manolillo metió un balón al hueco que controló en velocidad Adolfo para batir a Patri en su desesperada salida. Era el 2-0 y todo iba a quedar visto para sentencia.

Al final, decepción en un Villa que no consigue despegarse de la zona baja, y alegría en un Parador que parece no tener límites.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios