fútbol cantera

Las señoras del Pavía

  • Almería no tiene liga de fútbol 11 femenino, pero en el Tito Pedro hay un equipo que asombra en España

Comentarios 0

Cada martes y jueves son las primeras en saltar al césped del Tito Pedro, emblema del Pavía que se siente tremendamente orgulloso de sus niñas. Perdón, desde que en Semana Santa jugaran y ganaran la Yellow Cup de Villarreal, señoras. Ni una sola trata de escaquearse de la aburrida carrera continua, no se escuchan críticas cuando la entrenadora les pone exigentes ejercicios con el balón, tampoco se ve una mala cara de las suplentes durante los partidos. Son un equipo al que todo técnico le gustaría entrenar por su disciplina e ilusión y Anabel Suárez es la afortunada.

Casi una década lleva el Pavía apostando por un fútbol que no termina de calar en Almería, el femenino. Pese a ello, un conjunto infantil-cadete vestido de arlequinado, y patrocinado por Costa de Almería, el novedoso y gran promotor del deporte base local, iba a acaparar todos los piropos en Villarreal. Allí se fue quitando uno tras otro a todos los rivales que osaban desafiarlas: Villarreal A y B, Marenostrum y Sabadell. Precisamente ante el equipo catalán fue la gran final, decidida en la tanda de penaltis. Ahí iba a comenza una fiesta de la que todavía se habla en las gradas mientras que las jugadoras de Anabel entrenaban esta semana. " El poder jugar contra niñas y encima competir bien y ganar es una gran satisfacción. Sobre todo por el año que llevamos de sufrimiento por los malos resultados. A todos nos hizo muy feliz la victoria en la Yellow Cup", apuntaba la entrenadora que lleva ya siete años, desde que su DNI marcaba 16 de edad, trabajando con las almerienses que han decidido conocer el mundo del balón.

De las palabras de Anabel se desprende rabia. Es normal, es muy difícil entrenar cada día sin tener en el horizonte la posibilidad de jugar contra tu igual. A falta de una liga femenina, la Federación las encuadra en el grupo II de la Tercera Andaluza Cadete, pero en categoría masculina. Las cosas no marchan bien, sólo un punto en todo lo que va de temporada, pero el competir contra niños las ha curtido y hecho más fuertes, como demostraron en el torneo de Semana Santa.

Para mayor gloria del Pavía, y mayor dificultad para Anabel, el equipo es una mezcla de infantiles y cadetes, con lo que tienen que competir en la categoría de mayor edad. Y no tienen una portera, ya que no encontraron a ninguna, por lo que cada fin de semana viene un jugador del infantil arlequinado para echar una mano desde la portería a sus ilusionadas compañeras. "Sólo con el hecho de competir, ya son felices", dice orgullosa y feliz como ellas su míster, que en este caso también es fémina.

Éste es el día a día, partido a partido de las señoras del Pavía, un grupo de campeonas que desean ser el germen de una liga femenina, por escuálida que sea en sus inicios. Han sido varias las intentonas en Almería por formar un campeonato de niñas y tras el éxito arlequinado y con Costa de Almería en la vanguardia, ésta vez debe conseguirse.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios