Aceite de girasol, harina y leche son los alimentos que más se encarecen

  • El Gobierno reconoce "falta de transparencia" en la formación de los precios de algunos productos alimentarios

El aceite de girasol, la leche esterilizada y la harina de trigo fueron los alimentos que más se encarecieron en enero respecto al mismo mes del año anterior, con incrementos que van desde el 33 al 20 por ciento, según los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Concretamente, el aceite lideró la lista de alimentos que subieron, con un aumento del 33,87 por ciento, seguido de la leche esterilizada (25,42), la harina de trigo (21,89), los limones (18,76), las gambas congeladas (16,97) y la carne de pollo fresca (16,00). También registraron significativos aumentos de precio de entre el 15 y el 10 por ciento los espaguetis (15,91), cebollas (15,13), plátanos de Canarias (13,39), huevos (10,85) y sardinas (10,71). Por el contrario, se abarató significativamente el aceite de oliva (-13,43) y, en menor medida, los precios de la trucha (-3,45), lechugas (-3,39) el café soluble (-2,65) y los tomates para ensalada (-2,31).

El secretario general de Agricultura, Josep Puxeu, reconoció ayer que puede existir falta de transparencia en la formación de precios de algunos productos a lo largo de la cadena alimentaria, si bien estimó que los Observatorios de Precios han sido "útiles" en el seguimiento de los mismos.

"Los Observatorios del Ministerio de Comercio y de Agricultura se han mostrado útiles, pero falta dotar de mayor transparencia", señaló Puxeu, quien puso como ejemplo las dos últimas campañas de los cítricos, en las que, según dijo, era imposible detectar la configuración de precios en origen por falta de toma de datos.

Tanto Asaja como COAG exigieron ayer medidas para evitar el redondeo en los precios finales de los alimentos. El presidente de Asaja, Pedro Barato, reconoció que el problema reside en la traslación de los costes de producción al consumidor, por lo que pidió mayores controles para evitar las diferencias existentes entre los precios de origen y destino.

Por su parte, el secretario general de COAG, Miguel López, reclamó ayer al Ejecutivo que "se ponga las pilas" y actúe para evitar la situación actual de "especulación" en los precios para asegurar el futuro de la ganadería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios