Nuevo organismo

La Agencia Tributaria andaluza iniciará sus funciones en octubre

  • La directora de la Agencia Tributaria de Andalucía, María Victoria Pazos Bernal, toma posesión del cargo en presencia de Manuel Chaves y el consejero de Economía, José Antonio Griñán, que anuncia para octubre la puesta en marcha del organismo.

Comentarios 2

La Agencia Tributaria de Andalucía empezará a funcionar el próximo octubre, ha anunciado el consejero de Economía, José Antonio Griñán, tras tomar hoy posesión de su cargo la directora de este organismo, María Victoria Pazos Bernal.

Al acto acudió el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien ha destacado que con la puesta en marcha de la Agencia Tributaria se refuerza la autonomía financiera de Andalucía y ha recordado que se trata de una organismo recogido en el Estatuto de Autonomía.

El consejero de Economía y Hacienda también ha subrayado que la Agencia Tributaria simboliza la autonomía financiera y política de la comunidad autónoma y ha asegurado que "facilitará a los andaluces el cumplimiento de sus obligaciones tributarias".

Griñán ha avanzado que en otoño la Agencia Tributaria podrá ser una realidad física y ha explicado que a partir de ahora empezará a trabajar en unificar y coordinar los sistemas informáticos y también se tendrá que firmar el consorcio con la administración general del Estado.

El pasado 29 de enero el Consejo de Gobierno nombró como directora de la Agencia Tributaria de Andalucía a María Victoria Pazos Bernal, quien ha desarrollado su labor profesional en la Administración autonómica desde 1982.

Tras su paso por las áreas de planificación económica y presupuesto de la Consejería de Economía, entre 1996 y 2001 fue directora general de Gestión Económica del Servicio Andaluz de Salud y actualmente ocupaba el cargo de directora general de Relaciones Financieras con otras Administraciones de la Consejería de Economía.

El pasado mes de octubre el Parlamento aprobó el proyecto de Ley de creación de la Agencia Tributaria de Andalucía, que ejercerá, entre otras funciones, la gestión, liquidación, recaudación e inspección de los impuestos propios y de los estatales cedidos totalmente a la comunidad autónoma; la potestad sancionadora en materia tributaria, y la recaudación en vía ejecutiva de los ingresos de derecho público, así como aquellas otras atribuciones que pueda asumir por delegación sobre los tributos locales.

Además, agilizará el pago de los impuestos, ahorrará burocracia a los contribuyentes, mejorará la capacidad de recaudación y reforzará la lucha contra el fraude fiscal.

El modelo organizativo se orientará a promover la coordinación con las administraciones tributarias estatal, autonómicas y locales y, de acuerdo con este objetivo, participará en el consorcio paritario que se constituirá entre el Estado y la Junta para la gestión compartida de impuestos, de acuerdo con un contrato plurianual de gestión que deberá ser aprobado por el Consejo de Gobierno.

La Agencia Tributaria de Andalucía se configura como un ente de derecho público con régimen especial de autonomía, personalidad jurídica diferenciada y patrimonio y tesorería propios, y estará adscrita a la consejería competente en materia de Hacienda, además de disponer de personal funcionario y laboral, así como de competencias en ofertas de empleo, régimen de movilidad de su personal y provisión de puestos de trabajo.

En cuanto a la estructura, la Agencia contará con órganos de gobierno (Presidencia, Vicepresidencia y Consejo Rector), ejecutivo (Dirección) y de seguimiento (Comisión de Control).

La presidencia corresponderá al viceconsejero competente en materia de Hacienda y la vicepresidencia al titular de la secretaría general del mismo departamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios