BBVA prevé que la recesión se prolongue hasta 2010

  • El Servicio de Estudios de la entidad revisa sus previsiones a la baja, con caídas del PIB del 2,8% en 2009 y del 0,3% en 2010

Giro hacia el pesimismo. El servicio de estudios de BBVA ha revisado a la baja sus previsiones económicas para España y prevé una caída del PIB del 2,8% para este año y la prolongación de la recesión hasta 2010. En el último informe de su Servicio de Estudios, Situación España, advierte que la recesión se alargará hasta dentro de dos años, cuando se registrará un descenso económico del 0,3%.

Más concretamente, la entidad espera que la caída del PIB alcance su cénit en términos interanuales durante el próximo trimestre, con una caída del 3,3%, para iniciar la fase de estabilización en el último trimestre del año, cuando se registrará una ligera tasa intertrimestral positiva del 0,1%.

Estas previsiones suponen una revisión de las publicadas en noviembre, que fijaban el recorte para 2009 en el 1%. Además, estos pronósticos son peores que las previsiones oficiales del Gobierno, que apuntan a un descenso del PIB del 1,6% en 2009 y un crecimiento positivo del 1,2% en 2010.

El segundo banco español señala que la recesión mundial "sin precedentes" ha intensificado el ajuste de la economía española más allá de lo esperado. Para BBVA, hay tres elementos que "sesgan a la baja" al país: el deterioro exterior, sobre todo de Europa, de cuya evolución tanto depende España; el fuerte endeudamiento de las empresas y las familias, que limita la capacidad de inversión, y la fuerte contracción del sector inmobiliario, que aún no ha tocado fondo.

Por el contrario, el Servicio de Estudios cree que hay factores que pueden aliviar los efectos de este proceso en las familias, como la bajada de los tipos de interés, la caída de la inflación y las políticas fiscales expansivas. Según el economista jefe del banco y director del Servicio de Estudios, José Luis Escrivá, la caída de la inflación mejorará en 1,5 puntos la renta disponible de los hogares, mientras que la bajada de los tipos lo hará en siete décimas, y los estímulos fiscales en 1,4 puntos, aunque estas mejoras a veces no compensarán la pérdida de renta por desempleo.

Lo que sí harán los hogares en este periodo, y en consonancia con la caída del consumo -de 2,8 puntos este año y de dos décimas el que viene- es ahorrar más, en línea con la incertidumbre que afecta a todas las decisiones, hasta el punto de que la tasa de ahorro pueda llegar al 15% de la renta disponible.

Una de las cifras que supondrá un "alivio considerable" para las familias será la caída del Euríbor, el índice hipotecario de referencia, que según el BBVA estará ligeramente por encima del 1% a finales de año y se mantendrá así en 2010. Eso será posible por las sucesivas bajadas de los tipos por parte del BCE, que comenzarán previsiblemente mañana con medio punto y se sucederán a lo largo del año, hasta situar el precio del dinero entre el 0 y el 0,5%, según Escrivá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios