El BCE rebaja los tipos al 1,5% y barajará más recortes mientras dure la crisis

  • Trichet impone su criterio pese a la fuerte contestación de otros dirigentes del banco sobre los riesgos de la política de 'intereses cero'

El Banco Central Europeo (BCE) redujo ayer medio punto porcentual los tipos de interés en la eurozona hasta situarlos en el 1,5%, su mínimo histórico, al tiempo que no descartó otros recortes. "El impacto de la crisis en la economía real es notorio y obliga a medidas excepcionales", afirmó el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno celebrada en Fráncfort. Por esa razón, y pese a la resistencia de buena parte del consejo sobre una política de intereses cero o próxima a cero, Trichet tuvo que ceder a la evidencia y dejar la puerta abierta a eventuales nuevos recortes.

El escenario macroeconómico dibujado por la entidad financiera deja pocas dudas, ya que hace una revisión a la baja de las proyecciones económicas para 2009 en la zona euro. Según los analistas del BCE, el crecimiento de la eurozona este año será del entre el -3,2% y el -2,2%, frente al menos -1% y el 0% aventurado en diciembre. Para 2010, la economía de la eurozona se contraerá en torno al 0,7%. En diciembre, pronosticó que lo haría entre el 0,5% y el 1,5%. Respecto a la inflación, que el BCE situó entre el 1,1% y el 1,7%, las nuevas previsiones hablan ahora del entre un 0,1% y un 0,7%. Para el año próximo, el BCE pronostica que el índice armonizado de precios se situará entre el 0,6% y el 1,4%.

Además de reducir hasta el 1,5% el tipo básico para las principales operaciones de refinanciación en la eurozona, el BCE rebajó la facilidad marginal de crédito -con la que presta dinero a otros bancos-, del 3% al 2,5%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, del 1 al 0,5%.

Ambos recortes se aplicarán a partir del 11 de marzo y van acompañados de la decisión de ampliar hasta finales de año, como mínimo, las modalidades de refinanciación adoptadas por la entidad europea tras el estallido de la crisis. "Las subastas se seguirán realizando a un tipo de interés fijo y con adjudicación plena", dijo Trichet. El presidente del BCE se refirió a los riesgos de las operaciones de refinanciación y reveló que el BCE reclama a cinco bancos cerrados por quiebra 10.300 millones de euros. Las contrapartes en cuestión son Lehman Brothers Bankhaus, tres subsidiarias de bancos islandeses y el banco holandés Indover. Las transacciones se realizaron, según reveló Trichet, a través de los bancos centrales de Alemania, Luxemburgo y Holanda.

El consejo de gobierno del BCE acordó ayer que si los riesgos de las operaciones financieras se materializan, serán repartidos de forma proporcional entre los bancos centrales del eurosistema, de acuerdo al artículo 32.4 del Estatuto del BCE.

También por "precaución", se acordó que cada banco central de la eurozona establezca sus propias provisiones para hacer frente a riesgos ligados a operaciones de refinanciación del eurosistema. El montante total de esas provisiones será inicialmente de 5.700 millones de euros, cantidad que se revisará anualmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios