Bush promete el paquete de medidas que pide Bernanke para estimular la economía

  • Jean Claude Trichet afirma que las cifras de creación de empleo registradas en España "son difíciles de creer"

El presidente de EEUU, George W. Bush, y el de la Reserva Federal, Ben Bernanke, coincidieron ayer en la necesidad de crear un paquete de medidas urgentes que relancen la economía, ante los temores de que pueda entrar en recesión. Bernanke, en una intervención ante el Congreso, aseguró que Estados Unidos necesita un estímulo fiscal rápido y temporal para evitar la crisis, aunque advirtió a los legisladores que sopesen cuidadosamente las opciones antes de rebajar los impuestos o aumentar los gastos.

En su intervención ante el Comité de Presupuestos del Congreso, Bernanke insistió en que, para que el paquete de estímulo fiscal sea útil "debe aplicarse rápidamente y debe estructurarse para que sus efectos sobre el gasto agregado se sientan dentro de los próximos doce meses".

El presidente de la máxima autoridad monetaria de Estados Unidos dejó abierta la puerta a un nuevo recorte de los tipos de interés, al asegurar que "estamos preparados para tomar medidas sustantivas adicionales para sostener el crecimiento y para atenuar los riesgos de desaceleración".

Por su parte, un portavoz de la Casa Blanca confirmó que el presidente George Bush propondrá el paquete de medidas estimulantes que necesita la economía. Pero el funcionario norteamericano no dio detalles del plan que pueda presentar Bush y solo señaló que se consideran todas las opciones. En los últimos días, varios expertos han alertado de los peligros de que la economía estadounidense pueda entrar en recesión, debido a la caída en el consumo, la restricción del crédito y la crisis del mercado inmobiliario.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, también lanzó una advertencia a los gobiernos al afirmar que los efectos negativos vinculados a la caída de la productividad se verán "enormemente exacerbados" si no se logra mantener un entorno económico de estabilidad de precios.

Jean Claude Trichet dijo ayer que la creación de empleo en España es "difícil de creer" y consideró que la productividad laboral española es baja. En un congreso sobre La creación de bienestar empresarial y económico en una economía dinámica, celebrado en la sede central de la entidad, el presidente del Banco Central Europeo afirmó que "no es sorprendente que la productividad laboral sea baja" en España, considerando que la creación de empleo se ha producido con la llegada de muchos inmigrantes de baja cualificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios