Caldera dice a los "agoreros de la desgracia" que no hay crisis en España

  • El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales destaca la creación de 200.000 nuevos empleos ligados a la Ley de Dependencia como ejemplo de política social que dinamiza la economía

Comentarios 7

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha dicho hoy a los "agoreros de la desgracia" que no existe crisis económica en España y que, muy al contrario, el crecimiento de la economía "sigue siendo robusto". Caldera ha destacado la creación de 200.000 nuevos empleos en nuestro país durante el 2007 ligados a la prestación de servicios sociales desde la aprobación de la Ley de Dependencia.

A su entender, la Ley de Dependencia, además de ser un "ejemplo de la mejor política social", es "compatible" con la generación de empleo. Destaca así la "satisfacción" del Ministerio por la creación de 200.000 nuevos empleos en 2007 a raíz de la aplicación de dicha ley, esto es, 140.000 ocupados más en el sector sanitario respecto al año anterior, y que "en buena parte" achacó al "impacto de la Ley de Dependencia".

"De este modo nos adelantamos al futuro, protegemos mejor las necesidades de las familias españolas y favorecemos el crecimiento del empleo. Lo digo ahora que algunos agoreros de la desgracia quieren hacernos creer que estamos en crisis, no es así. No estamos en crisis, el crecimiento económico en España sigue siendo robusto, y continuará quizá con una moderación respecto el 2007", manifesta el titular de Trabajo y Asuntos Sociales.

A su juicio, dicho crecimiento económico "está siendo impulsado por políticas dinamizadoras desde el punto de vista social" como es la Ley de Dependencia. "Uno de los primeros efectos sin duda es éste, el extraordinario crecimiento del número de puestos de trabajo ligados a las actividades sociales", señala.

El ministro ha relacionado además el "esfuerzo" de la Administración Central y las Comunidades Autónomas para la atención a las personas dependientes con el que supuso la creación de las "bases" a principios de los 90 para "desarrollar con carácter universal los derechos a la salud, la educación y las pensiones". "Hoy, la primera mitad del siglo XXI nos trae el nacimiento del cuarto pilar del Estado del Bienestar, el derecho a la atención de los que más nos necesitan las personas mayores y las personas discapacitadas que viene de la mano de la Ley de Dependencia", agrega Caldera.

Destaca así que, desde la aprobación de la ley, "miles de familias" acceden ya a los servicios sanitarios que contempla la Ley de Dependencia a través de un "único sistema" integrado por Estado y Comunidades Autónomas. "Y miles de mujeres que venían siendo cuidadoras obligatorias, son desde la aprobación de la ley más libres que antes", ha resaltado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios