El Gobierno se muestra partidario de "procesos amistosos" en la opa de EDF sobre Iberdrola

  • El jefe del Ejecutivo señala que no ha sido informado ni por Sarkozy ni por la eléctrica gala

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró ayer partidario de procesos amistosos en posibles operaciones de entrada de empresas extranjeras, como EDF, en el sector eléctrico español. "Si hay proceso de buen entendimiento, mejor", declaró Rodríguez Zapatero, que dijo no haber sido informado ni por el presidente francés, Nicolás Sarkozy, ni por EDF acerca del interés de la eléctrica francesa por la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán.

El jefe del Ejecutivo matizó que "corresponde a las empresas" valorar el posible movimiento.

Zapatero dijo haber percibido ya "desde su toma de posesión" el interés de empresas francesas, alemanas e italianas por el sector eléctrico español, pero aseguró que no tiene "información" acerca de planes concretos del grupo francés por Iberdrola.

El presidente pidió que no se adelanten acontecimientos y señaló que, en caso de producirse la entrada de EDF, se analizará "en qué circunstancias" y "en qué condiciones" se desarrolla la operación. También reconoció que la titularidad pública de la compañía francesa "es un matiz importante".

Por su parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aseguró que los rumores acerca de posibles operaciones de adquisición de su compañía no afectarán al plan estratégico para el periodo 2008-2010. "Es un plan que funciona estupendamente bien y vamos a seguir como hasta ahora", señaló el presidente de la eléctrica.

El presidente de Caja Duero, Julio Fermoso, entidad que forma parte del capital de Iberdrola, afirmó asimismo que no le gustaría una operación de compra que supusiera "trocear" la eléctrica española, al considerar que "una empresa será mucho más potente si es muy grande".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios