El ICO supeditará sus nuevos préstamos a que las empresas conserven puestos de trabajo

  • El nuevo paquete de medidas a favor del empleo costará a las arcas públicas 1.577 millones

El Gobierno dio ayer el visto bueno al nuevo paquete de medidas para proteger y promover el empleo, una obligación que exigirá a las empresas medianas que quieran recibir un préstamo del ICO con el que poder seguir funcionando. Así consta en la primera condición que se exigirá a estas compañías: la de haber mantenido o creado empleo durante 2008, que se une a otros requisitos, como invertir en actividades de I+D+I con al menos el 1% de su cifra de negocio y que un cuarto de esa facturación se haya producido fuera de España.

Para acceder a esta nueva línea del ICO, que contará con 6.000 millones de euros, también se exigirá a las empresas que su volumen de negocio no supere los 4.500 millones, que no estén participadas por una empresa o un conjunto de empresas que superen esa cifra y que estén al corriente de los pagos con la entidad con la que formalicen el préstamo.

El Consejo de Ministros también aprobó el decreto-ley con las seis medidas extraordinarias de índole laboral, que tendrán un coste inicial de 1.577 millones. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, subrayó que las decisiones que ha tomado el Ejecutivo en materia de empleo son "relevantes" y recalcó que todas las medidas aprobadas han sido analizadas y valoradas por el Gobierno y los agentes sociales. Sin embargo, para el portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, este paquete demuestra que el diálogo social no funciona bien y que se habla tanto "para nada, para no concretar reformas laborales mucho más sustanciosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios