Persán estudia compras y fabricar en el exterior para seguir creciendo

  • El primer productor de detergentes de capital español, con sede en Sevilla, ha duplicado sus ventas en el último lustro hasta los 290 millones del pasado año

Comentarios 10

Persán afronta la etapa de mayor crecimiento y mejores expectativas en los 67 años que acumula fabricando detergentes y suavizantes en Sevilla. José Moya, presidente de la compañía, anunció ayer que el productor de Puntomatic se plantea incrementar su negocio durante los tres próximos ejercicios, incluido el actual, mediante una doble estrategia: la adquisición de otras empresas y la implantación de una fábrica fuera de España.

El directivo señaló que esas posibles adquisiciones, que se realizarían en España, servirían para añadir nuevas referencias a su portfolio de productos en los segmentos de cosmética o aseo personal. Moya prefirió no dar más detalles sobre qué importe destinará a esas adquisiciones ni tampoco sobre los países en los que podría instalar la que sería su segunda fábrica, ya que explicó que se barajan tanto países de la UE como emergentes.

Todos estos planes se derivan del fuerte crecimiento de los últimos años, que le ha llevado a elevar sus ingresos desde los 140 millones de 2002 a los 289 con los que cerró el pasado ejercicio 2007, es decir, más del doble en un lustro. Pese a ello, no se ha cumplido el objetivo de superar los 300 millones en ventas en 2007. El crecimiento respecto al año 2006, cuando facturó 257 millones, ha sido del 12,4 por ciento. Todo ello hace que la crisis que casi acaba con el cierre de la empresa en agosto de 1994 parezca hoy un espejismo.

La compañía, participada en un 83,3 por ciento por José Moya y la familia de su esposa, Concepción Yoldi (nieta de uno de los tres fundadores de Persán), tiene una capacidad de producción de 460.000 toneladas al año y la mitad de todo lo que fabrica se comercializa bajo marca blanca, la inmensa mayoría para la cadena Mercadona, aunque también para Carrefour o Alcampo. Las inversiones previstas para incrementar la capacidad y mejorar la productividad son de 95 millones de euros en el mismo periodo 2008-2010 (ambos incluidos).

Persán emplea actualmente a 494 trabajadores (frente a los 600 de hace un año) y comercializa su producción en América Latina, Estados Unidos y la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios