Trichet abre la puerta a una posible subida de tipos en la Eurozona

  • El presidente del Banco Central Europeo reitera la existencia de presiones inflacionistas y advierte que está "dispuesto a actuar" · La institución se reúne el próximo jueves para revisar los índices

Comentarios 2

La entrada del nuevo año no ha hecho más que arreciar el vendaval de malos indicadores económicos que alientan el fantasma de la crisis. La inflación acecha en Europa mientras que al otro lado del Atlántico la recesión es el término más temido. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, abrió ayer la puerta a una posible subida de tipos en la reunión que mantendrá la institución el próximo jueves. Trichet volvió a advertir de las presiones inflacionistas que amenazan a la economía comunitaria y subrayó que la institución que preside está dispuesta a actuar contra estos riesgos.

Trichet hizo estas declaraciones en Wiesbaden en una reunión de la CDU, el partido de la canciller Angela Merkel. El responsable de la autoridad monetaria subrayó que el crecimiento económico es "sólido" pero advirtió que todo apunta a que la inflación seguirá superando el dos por ciento. Sin embargo, el presidente del BCE aseguró que con sus advertencias no pretendía adelantarse a la decisión que el banco vaya a tomar en la reunión del jueves, y subrayó que sólo reflejan el último análisis realizado a comienzos de diciembre. No obstante, la inflación de la Eurozona ascendió en diciembre al 3,1 por ciento, lo que sobrepasa con creces el objetivo límite del 2 por ciento fijado por el pacto de estabilidad europeo.

"Para que el reciente aumento de la inflación sea algo temporal es esencial que el comportamiento para establecer precios y salarios se mantenga sin ser afectado por la actual tasa de inflación", sostuvo Trichet. Los analistas creen que el BCE dejará los tipos de interés inalterados en el 4 por ciento durante los próximos meses, a pesar de el incremento de la masa monetaria en el sistema europeo. En el último trimestre creció un 11,9 por ciento y refleja un exceso de liquidez que podría tirar aún más de la inflación al alza.

La situación en Estados Unidos también es preocupante a causa del cóctel provocado por el debilitamiento del empleo, la caída en la actividad industrial y el encarecimiento del crudo. "Uno tras otro los índices económicos sugieren que la recesión económica está ahí", indicó Ethan Harris, analista de Lehman Brothers, resumiendo el sentimiento generalizado en Wall Street.

El mercado ha puesto todas sus esperanzas en la Reserva Federal que decidió el pasado viernes incrementar un 50 por ciento los fondos que pondrá a disposición de las entidades financieras, ante la desconfianza existente entre ellas por el alcance de la crisis subprime. La Fed subrayó su intención de mantener estas subastas temporales de liquidez tanto tiempo como sea necesario para dar respuesta a las presiones en el sistema interbancario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios