El beneficio neto consolidado de Cajasol crece un 5%, hasta 200 millones

  • El resultado neto individual crece un 10% en el primer año de la fusión de las cajas sevillanas

El resultado consolidado después de impuestos atribuido al Grupo Cajasol aumentó el pasado año un cinco por ciento, hasta alcanzar los 200 millones, según indicó la entidad en una nota, donde destaca que el volumen de negocio consolidado subió un 7,4 por ciento, y ya alcanza los 42.120 millones de euros, lo que representa 2.892 millones más que 2006.

La entidad andaluza explicó ayer en una nota que, en comparación con los dos balances consolidados de las antiguas cajas sevillanas, El Monte y San Fernando, se ha obtenido un aumento del margen de intermediación del consolidado del 14,5 por ciento, lo que supone un aumento de 80 millones, hasta los 634 millones.

El aumento de patrimonio neto en este período fue del 22,5 por ciento y se sitúa en 1.800 millones de euros. Cajasol asegura que obtuvo "resultados individuales muy positivos", al alcanzar la cifra de 222 millones de euros brutos, lo que representa para las cuentas de la entidad financiera un crecimiento sobre los datos del año anterior de 36,6 millones de euros, casi un 20 por ciento más. "A pesar del esfuerzo de la fusión y de un contexto financiero complejo", Cajasol argumenta que obtuvo un beneficio neto individual de 180 millones, con un aumento del 9,4 por ciento respecto a las cifras de El Monte y San Fernando.

El crédito a la clientela se situó en 21.783 millones, con un crecimiento del 10 por ciento, mientras que los depósitos de clientes se han situado en 21.639 millones, un 6,4 por ciento más. La estrategia de diversificación de las áreas de negocio, la mejora de la eficiencia y los resultados por operaciones financieras "han sido los instrumentos principales para el crecimiento experimentado por Cajasol", según destacó la empresa, lo que representa para la entidad una "enorme satisfacción en medio del importante proceso de integración".

La nota agrega que en 2007, Cajasol impulsó una "rigurosa" estrategia de obtención de recursos propios, especialmente en los depósitos a plazo, lo que permite a la entidad "afrontar la coyuntura económica con una magnifica solvencia". Así, la entidad está llevando a cabo "una estrategia importante de refuerzo en dotaciones, con especial hincapié en los últimos meses del año". El margen financiero fue de 597 millones de euros, con un incremento anual de 68 millones, un 12,8 por ciento más, mientras que el margen de intermediación individual de la entidad se situó en 640 millones , con un crecimiento sobre los datos agregados del ejercicio anterior de 1,6 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios