La centenaria Bornay salta al siglo XXI con su mayor inversión industrial

  • El fabricante gaditano de helados y pastelería, fundado en 1892, ultima el traslado a una nueva planta a la que ha destinado 14 millones · Prevé crecer en ventas un 24% en este año de crisis, hasta 12 millones

Bornay Desserts, el fabricante gaditano de helados y postres heredero de la antigua La Ibense Bornay, está encarando con una envidiable fortaleza el descenso del consumo derivado de la crisis. La compañía identificó en 2003, en plena época de vacas gordas, que su estructura productiva y comercial era inadecuada para afrontar los retos de futuro. La firma necesitaba diversificar su gama de productos e incluir un componente de I+D+I para ganar en competitividad.

Comenzó entonces un plan de desarrollo que pivota sobre la nueva fábrica de Jerez de la Frontera, que estará operativa en junio próximo y en la que ha invertido más de 14 millones. La compañía controlada por la cuarta generación de la familia Bornay ha financiado esa inversión, la mayor desde que se creó La Ibense en 1892, con fondos propios en un 80%. Con ella podrá producir hasta diez veces más que en las actuales instalaciones de Sanlúcar de Barrameda. Actualmente, con siete millones de litros de helado fabricados al año, es la sexta firma española del sector, según sus propios datos.

La fábrica será la primera en estar operativa en el Parque Tecnológico Agroindustrial de Jerez. Su diseño e ingeniería han corrido a cargo de la ingeniería sevillana Ingeser y su construcción a cargo de Emsa, firma especializada en levantar instalaciones para el sector farmacéutico. Las exigencias tecnológicas y productivas de este último sector son similares al de la producción de helados.

María del Carmen Bornay, directora general de Bornay Desserts y bisnieta del fundador de la firma Carlos Bornay, explica que la nueva factoría unida a la potencia comercial adquirida en estos últimos años es la mejor receta para encarar la crisis. Una coyuntura en la que, además, cada vez ganan más terreno los fabricantes de Europa del Este.

"Gracias a nuestra diversificación en productos y mercados vamos a crecer más de un 20% este año", asegura la directiva. Esto supondrá alcanzar unos ingresos de 11,9 millones, de los que el 18% procederá de la exportación y de la aportación de su filial estadounidense Algelato. Las ventas exteriores procedentes de EEUU y de los otros 15 mercados en los que vende aportaron el 12% en 2008, seis puntos menos.

Algelato es una empresa controlada en un 51% por Bornay desde principios de este siglo y que comparte con los socios italianos que la fundaron. "El mercado estadounidense es muy goloso porque sus ciudadanos son altos consumidores de helados. Pero son menos innovadores que los europeos en los productos que fabrican para hostelería, algo que nosotros estamos aportando", señala la directiva.

Este refuerzo en el exterior vendrá acompañado del mantenimiento de la expansión en España de su red de heladerías franquiciadas Bornay Sunrise Sunset. Ya existen dos en Cádiz, la siguiente se abrirá en Sevilla este año y el siguiente paso será Madrid. Junto a ello, la firma tiene presencia diferenciada (corners) en otras 113 heladerías generalistas. "Siempre hemos montado franquicias, pero no estábamos contentos. Por eso estamos potenciando la marca propia", explica la directora.

A todo este crecimiento se le podrían añadir compras de empresas, como la enseña infantil Mestre Carles adquirida en 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios