Las cajas dicen que Andalucía creció en 2007 igual que la media nacional, un 3,58%

  • FUNCAS apunta que "la ralentización del crecimiento llevará aparejado un empeoramiento del estado financiero de las comunidades autónomas"

Andalucía creció en 2007 un 3,58 por ciento, porcentaje idéntico al incremento medio nacional, según se desprende de la publicación 'Cuadernos de Información Económica', elaborada por FUNCAS, donde se apuntó que "los aumentos de la población a causa de la inmigración han situado a Murcia y Andalucía en los últimos lugares del índice de convergencia europea".

Aragón, Galicia, Murcia y Extremadura fueron las comunidades autónomas que más crecieron en 2007, al registrar incrementos del PIB del 4,20, 3,88, 3,86 y 3,76 por ciento, respectivamente. Les siguieron de País Vasco (3,7 por ciento), La Rioja (3,61 por ciento), Madrid (3,6 por ciento) y Cataluña (3,6 por ciento), aunque sólo en Aragón el crecimiento de 2007 superó la tasa registrada en el ejercicio anterior.

Así, un total de ocho comunidades superaron la media española durante el año pasado, mientras que Andalucía y la Comunidad Valenciana se situaron en la media nacional, al registrar ambas un crecimiento del 3,58 por ciento.

Por debajo de la media se situaron Castilla y León (3,54 por ciento), Navarra (3,53 por ciento), Castilla la Mancha (3,41 por ciento), Cantabria (3,38 por ciento), Asturias (3,34 por ciento), Baleares (3,01 por ciento) y Canarias (2,84 por ciento).

Así, según FUNCAS, todas las comunidades registraron un crecimiento positivo durante 2007, al agruparse en torno a un crecimiento medio del PIB a precios básicos del 3,6 por ciento en 2007, superando así ampliamente el 2,2 por ciento de EE.UU., el 2,6 por ciento de la zona euro, el de Alemania (2,5 por ciento), Francia (1,9 por ciento) y el 1,5 por ciento de Italia.

Por sectores, en Andalucía el sector de los servicios privados fue el que más se incrementó el pasado, un 4,30 por ciento; seguido de la construcción, con un incremento del 3,70 por ciento; los servicios públicos (+3,40 por ciento); la energía y el agua, con un incremento del tres por ciento; y la industria transformadora, con un aumento del 2,6 por ciento.

La pesca marítima se incrementó un dos por ciento en la Comunidad andaluza, mientras que la agricultura apenas se incrementó un 0,60 por ciento, la mitad del aumento registrado a nivel nacional.

De esta forma, la construcción dejó de ser el sector líder en el crecimiento sectorial y creció igual que el incremento nacional un 3,7 por ciento.

Al analizar la expansión económica de las 17 comunidades autónomas en el periodo 2000-2007, se registran unas diferencias considerables que van desde el 4,09 por ciento de media anual acumulativa de Murcia al 2,63 por ciento de Baleares. Andalucía, junto a Murcia y Madrid, fue la Comunidad que mayor crecimiento registró en ese período, mientras que Baleares, Asturias, el País Vasco, Castilla-La Mancha y Castilla-León fueron las que menos crecieron. No obstante, Andalucía no ha alcanzando aún el nivel medio del PIB por habitante.

Este informe apuntó que "la ralentización del crecimiento llevará aparejado un empeoramiento de la recaudación y de la situación financiera de las comunidades autónomas", tras lo que el estudio apunta los retos a los que deberá enfrentarse la sociedad española en materia de financiación autonómica, y que se concretan en "una mayor participación en los tributos compartidos y/o un adicional esfuerzo fiscal de las propias comunidades en la aplicación de su propia capacidad impositiva, hasta ahora sólo ejercida muy levemente".

En cuanto a la situación de Andalucía con respecto a la media de la UE, FUNCAS precisó que a nivel nacional "ha experimentado un ligero retroceso, pues a finales de 2006 la situación de convergencia económica era del 94,08 por ciento y a final de 2007 se retorna a valores más próximos a la de 2005 (93,60 por ciento)".

Andalucía figura en última posición en convergencia con la UE, con un 74,1 por ciento del PIB por habitante en paridad de poder de compra. Ese documento apuntó que "los aumentos de la población a causa de la inmigración han situado a Murcia y Andalucía en los últimos lugares del índice de convergencia europea".

De esta forma, sólo Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Galicia y País Vasco, mejoran su convergencia con Europa, mientras que únicamente Madrid (120,95), País Vasco (118,25), Navarra (118,18), Aragón (104,74) y Cataluña (101,45) superan la UE-15=100. Entre el 90 y el cien por cien se encuentran Cantabria (97,25), Baleares (97,15), Castilla y León (96,06), La Rioja (95,49) y Canarias (90,08). Melilla, Ceuta, Asturias, Comunidad Valenciana, Galicia y Castilla la Mancha registran índices entre el 80 y el 90 por ciento, y Extremadura (77,35), Murcia (76,86) y Andalucía (74,10) ocupan los últimos lugares.

En cuanto a la convergencia interior, al igual que en años anteriores, ha experimentado un ligero avance. Por otro lado, Funcas señala que, pese al positivo crecimiento económico de España durante 2007, la situación respecto a la media de la UE experimentó un "ligero retroceso" el pasado ejercicio, ya que a finales del 2006, la convergencia económica alcanzó el 94,08 por ciento, mientras que, al final de 2007, retornó a valores más próximos al 2005 (93,6 por ciento).

En cuanto a la evolución de la intermediación bancaria en las comunidades en 2007, Funcas destacó el funcionamiento de la misma en todas las regiones, sobre todo, en Cataluña, Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana.

Asimismo, resaltó la tendencia hacia el endeudamiento en todas las localidades, como consecuencia del incremento del precio de la vivienda en los últimos años y del aumento del consumo en un entorno de elevadas expectativas de renta.

Según Funcas, esta tendencia hacia el endeudamiento fue más acusada en Madrid, Cataluña, Baleares, La Rioja, País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Aragón, mientras que Melilla, Ceuta y Extremadura se situaron en el extremo opuesto, con menores cifras de endeudamiento financiero medio por habitante.

Por otro lado, Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña fueron las comunidades autónomas con mayores niveles de ahorro financiero en 2007, mientras que Ceuta, Melilla, Canarias, Andalucía y Extremadura ocuparon los últimos puestos.

Con todo, la confianza en la economía bajó, sobre todo, en Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, siendo Madrid y Andalucía las que registran el mayor y el menor retroceso del Índice del Sentimiento del Consumidor (ISC), y la Valenciana la que presenta el índice más bajo.

Así, con relación a la economía nacional, el 66 por ciento de los madrileños se muestra pesimista, al igual que los andaluces (66 por ciento), alcanzando el 73 por ciento el pesimismo de los valencianos, siendo los catalanes con el 45 por ciento los menos pesimistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios