Las elecciones de la CEOE y la subida de sueldos frenan la negociación colectiva

  • La cláusula de actualización de los salarios, que los sindicatos insisten en mantener al 2%, deja los contactos en punto muerto · Comisiones advierte que se multiplicará la conflictividad en plena crisis

Dos escollos enrarecen la negociación colectiva en plena crisis: la actualización de los salarios y las elecciones que la CEOE celebrará el 2 de abril con Gerardo Díaz Ferrán como único candidato provisional. Sindicatos y patronal escenificaron ayer la proporción de su desacuerdo: "Nos separa una distancia enorme". Tanta, tan grande, que se sucedieron las descripciones apocalípticas de la situación: se habló de frenazo, de congelación e incluso de ruptura.

CCOO y UGT no están dispuestos a esperar y presentarán hoy mismo una estrategia conjunta con sus criterios irrenunciables para el Acuerdo Interconfederal de la Negociación Colectiva (ANC), un instrumento que se intenta renovar cada año para fijar las recomendaciones y mínimos aplicables después a casi todo tipo de convenio. De fracasar el diálogo, unos y otros tendrán que sentarse a hablar empresa a empresa y convenio a convenio.

"Es una malísima noticia; la patronal se ha obcecado en intentar sacar partido de la crisis", tronó Francisco Carbonero, líder de Comisiones en Andalucía. Sus palabras apuntan a un concretísimo asunto: los sindicatos pretenden que los sueldos mantengan la actualización ya tradicional del 2% -en línea con el objetivo de la inflación- más algunos extras vinculados a la productividad. La CEOE de Díaz Ferrán objeta que el alza debiera ser menor porque los precios quedarán este año por debajo de ese 2%. Sin contar, claro, con el azote permanente de la recesión, que alimenta los ERE, los concursos de acreedores y el cierre de empresas. Díaz Ferrán pidió a los sindicatos "responsabilidad" frente a la crisis y aseguró que un acuerdo sobre negociación colectiva para 2009 no puede basarse en los mismos parámetros que fueron pactados en "años de bonanza", puesto que la situación este año es "excepcional".

Fuentes sindicales culpan indirectamente al Gobierno del divorcio. "La patronal ha debido obtener algo de ellos para sentirse tan ajena a la necesidad de un pacto". Sea cierto o no, la CEOE ha procurado ligar la renovación del ANC al cierre de otros pactos con el Ejecutivo socialista. Los sindicatos no han transigido. "Esto no va a alimentar una huelga general, pero habrá movilizaciones", advirtió Carbonero.

Siete han sido los años consecutivos cerrados con acuerdo. Tal es la importancia de la negociación colectiva que la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reiteró tras el Consejo de Ministros "el enorme sentido de la responsabilidad" que tienen los agentes sociales y la "confianza" que inspiran al Ejecutivo. "Aunque vivimos tiempos difíciles, hemos hecho una apuesta por que se llegue al entendimiento", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios