La energía renovable, clave para contrarrestar el cambio climático

  • Almería cuenta con el proyecto solar más grande de Andalucía, de 180 megavatios de potencia, y 504 megavatios más de energía eólica · La provincia tiene la vista puesta en la sostenibilidad energética

De acuerdo al informe El cambio climático en España. Estado de Situación 2007, elaborado para el presidente del Gobierno por expertos en cambio climático, éste es un hecho calificado de inequívoco y cuyos impactos ya son importantes. Según él, un calentamiento global promedio en la superficie terrestre superior a los 2 grados centígrados provocará efectos irreversibles en los ecosistemas y, por ende, en las sociedades humanas, incluyendo la economía y la salud. Las proyecciones indican que es muy probable un calentamiento de por lo menos 0,2 grados por década en el futuro cercano.

Las fuentes de los gases de efecto invernadero son múltiples: la quema de combustibles para generación de electricidad, transporte, procesos industriales, agricultura, turismo, vivienda… "Las emisiones de estos gases están profundamente ligadas a nuestro modelo de sociedad y nuestro consumo energético y no solemos ser conscientes de la multitud de actos cotidianos asociados a emisiones de gases de efecto invernadero", cita el informe.

El petróleo fue el recurso más demandado (48,5%) en cuanto a las fuentes energéticas en España en 2006, seguido por el gas natural (20,8%), el carbón (14,4%) y la energía nuclear (10,3%). Las energías renovables se sitúan detrás, con el 5,9% del total.

Estas últimas se presentan como las opciones de futuro más relevantes debido a su evolución tecnológica y reducción relativa de costes, junto a nuevas tecnologías de combustión más eficientes, la captura y almacenamiento de las emisiones de dióxido de carbono y un aprovechamiento más completo de la energía de los combustibles fósiles con cogeneración y generación distribuida. Pero para solucionar el problema de las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector de la generación eléctrica no basta con la inclusión de estas opciones, sino que es necesario que las tecnologías no emisoras alcancen un grado de desarrollo e implantación muy superior al que hoy muestran.

Entre las energías renovables, la tecnología solar es la que presenta un mayor potencial por su gran disponibilidad en España. Sus ventajas estriban en que pueden generar electricidad, así como calor, precisamente, a las horas en las que el consumo es mayor, son susceptibles de ser hibridadas con otras fuentes energéticas para adaptarse mejor al consumo, son adecuadas para una transformación energética modular ajustada a la demanda, tanto en tamaño como en ubicación territorial y, además, se trata de un recurso energético ampliamente extendido y de una fuente inagotable.

Almería ha realizado una decidida apuesta por la obtención de energía eléctrica aprovechando los más de 300 días de luz solar que bañan la provincia cada año.

En los últimos dos años, Almería ha recibido más de 300 solicitudes para instalar plantas de energía solar fotovoltaica en una treintena de municipios. Uno de ellos, procedente de la promotora alemana Immobilien, prevé la instalación de un huerto solar de 180 megavatios de potencia, lo que generaría unas inversiones de más de 1.000 millones de euros.

Almería acogerá la sede del Centro Tecnológico de Energías Renovables, aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía el pasado 26 de diciembre, que supondrá una inversión de 12,2 millones de euros, que se instalará en Tabernas y se unirá a la actual Plataforma Solar ubicada en esta zona.

A la energía solar hay que sumar el impulso que ha dado la provincia a la fuerza del viento, pues cuenta con 19 parques eólicos y una potencia instalada de 504 megavatios, a través de 260 aerogeneradores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios