Los españoles y los italianos, los más preocupados por la crisis

  • Italianos y españoles, seguidos de los franceses, son los ciudadanos europeos más preocupados por el impacto de la crisis crediticia en su vida diaria, según un sondeo conjunto del instituto 'Harris' y el diario 'Financial Times'

Así un 22 por ciento de los italianos, un 16 por ciento de los españoles y un 13 por ciento de los franceses piensan que la crisis de los mercados financieros ha tenido un impacto en su vida diaria mientras que un 29 por ciento de los primeros y un 24 por ciento de españoles y franceses consideran su impacto moderado.

Un 32 por ciento de los españoles considera que el impacto en sus vidas ha sido inexistente y un 28 por ciento que ha sido moderado mientras que entre los italianos las cifras son un 24 y un 25 por ciento, respectivamente.

Británicos y alemanes se muestran, por el contrario, mucho más relajados al respecto, y así sólo un 5 por ciento de los alemanes y un 6 por ciento de los británicos consideran que el impacto ha sido grande y un 14 y un 17 por ciento, respectivamente, creen que ha sido moderado.

Por lo que respecta a Estados Unidos, el país más directamente afectado por la crisis crediticia, un 13 por ciento hablan de un fuerte impacto y un 26 por ciento, de uno moderado.

El relativo optimismo de británicos y alemanes refleja seguramente el fuerte impulso de ambas economías y la fortaleza continuada de sus respectivos mercados laborales, caracterizados actualmente por altos niveles de creación de puestos de trabajo y una caída del desempleo.

Preguntados por sus expectativas para el próximo año, británicos, italianos y franceses son los más pesimistas: un 49 por ciento de estos últimos, un 37 por ciento de los italianos y un 36 por ciento de los ciudadanos del Reino Unido creen que sus circunstancias van a empeorar.

Por el contrario, sólo un 27 por ciento de los españoles y alemanes encuestados- y un 20 por ciento de los estadounidenses- se muestran totalmente pesimistas.

Por lo que respecta a los españoles, un 19 por ciento considera que incluso va a mejorar su situación a lo largo del próximo año y un 43 por ciento cree que no va a variar.

Entre los italianos, sólo un 16 por ciento confía en una mejoría y un 32 por ciento considera que no va a haber cambios en su situación personal.

Un 23 por ciento de los alemanes espera una mejoría y un 41 por ciento cree que no va a haber cambios.

Un 31 por ciento de los estadounidenses confía también en que mejoren sus circunstancias personales frente a un 38 por ciento que teme que todo vaya a seguir como hasta ahora.

Preguntados por el mayor problema del país desde el punto de vista de la economía, un 43 por ciento de los españoles cita el incremento de los precios de los alimentos, un 26 por ciento se queja del poco poder adquisitivo, un 11 por ciento, del incremento del costo de la vivienda y un 10 por ciento, del desempleo.

Por el contrario, sólo un 1 por ciento de los españoles critica por excesivos los impuestos frente a un 25 por ciento de los británicos e italianos, un 22 por ciento de los alemanes, un 8 por ciento de los estadounidenses y un 4 por ciento de los franceses.

El precio de los alimentos y de la energía son una preocupación común de todos los encuestados, y así, también un 46 por ciento de los estadounidenses, un 42 por ciento de los franceses, un 40 por ciento de los británicos, un 37 por ciento de los alemanes y un 23 por ciento de los italianos lo citan como su máxima preocupación.

Los ciudadanos de los distintos países donde se ha realizado la encuesta no muestran por otro lado demasiada confianza en la capacidad de sus gobiernos para hacer frente a la crisis económica aunque en ese punto los más optimistas son los españoles.

Un 5 por ciento de estos se dicen muy confiados, un 20 por ciento bastante confiados, y un 40 por ciento algo confiados en que el Gobierno de Zapatero vaya a saber capear la crisis .

En Estados Unidos, sólo un 1 por ciento muestra total confianza, en Gran Bretaña, un 2 por ciento y en Francia e Italia, un 3 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios