El fiscal anticorrupción se querella por fraude contra Bueno Lidón

  • El ex presidente y el ex director del grupo empresarial de El Monte, José Selfa, acusados de actuaciones irregulares

José María Bueno Lidón, ex presidente de El Monte, tendrá que responder ante el juez por determinadas operaciones económicas aprobadas bajo su mandado. La Fiscalía Anticorrupción ha remitido a los juzgados de Sevilla una querella contra Bueno Lidón y contra el ex director general responsable del grupo empresarial, José Selfa, por “haber dispuesto fraudulentamente de bienes de la sociedad”. Ello habría provocado a la entidad un “perjuicio económicamente evaluable como valor medio en 17,9 millones de euros”.

La actuación del Ministerio Público tiene su origen en la información que le entregó la actual Cajasol –fruto de la fusión de El Monte y San Fernando– en marzo de 2007. Esta información, compuesta por diversas auditorías, se elaboró tras una inspección del Banco de España llevada a cabo sobre algunas operaciones relacionadas con el grupo empresarial cerradas en 2004 y 2005.

En concreto, el fiscal aprecia irregularidades en la venta del 30% que El Monte poseía en el Grupo de Empresas HC, holding que poseía a su vez el 5% del capital de la compañía inmobiliaria Metrovacesa. Según el relato de la fiscalía, la venta de ese 30% a la firma Cresa (propietaria de la familia Sanahuja) fue, primero, “preparada” de antemano en el consejo de administración de HC, en el que se sentaban Bueno Lidón y Selfa. Y, segundo, pactado con Cresa por un precio de 32 millones de euros.

Pero en esa operación entre El Monte y Cresa hay dos aspectos irregulares, a juicio de la fiscalía. El primero es que ese contrato de compraventa fue firmado por Selfa en nombre de El Monte, pese a que este directivo “carecía de facultades representativas para vender valores mobiliarios, salvo autorización previa del consejo de administración, cuando el valor fuese superior a 6 millones”.

El segundo es que el precio al que se valora cada acción de Metrovacesa en el momento de cerrarse la venta, 41,2 euros, es sustancialmente inferior al valor de cotización de los títulos de la inmobiliaria el día de la firma del contrato: 57,6 euros.

Por ello, el fiscal concluye que la valoración del paquete del 30% que El Monte tenía en HC “nunca fue sometida a un estudio o tasación previa por instancias terceras independientes para garantizar mínimas condiciones razonables de venta, conforme a precio de mercado”.

Por ello, y tras relatar las “presiones que ejerció Selfa” para que se aprobara la operación por parte de El Monte una vez pactada de antemano con Cresa, acusa a ambos directivos de “abuso” de sus funciones para disponer del citado paquete accionarial; de “omisión y vulneración de normas internas”; de omitir o aportar información falsa a la propia caja; y de concierto con los vendedores para cerrar la venta a un precio por debajo del de mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios