La inmobiliaria Lábaro solicita concurso de acreedores por la falta de liquidez derivada de la crisis

  • Lábaro Grupo Inmobiliario ha solicitado ante el Jugado de lo Mercantil número 4 de Madrid la declaración de concurso voluntario de acreedores ante "la falta de liquidez como consecuencia de la crisis que afecta al sector"

Esta solicitud sólo afecta a Lábaro, la sociedad matriz de un grupo de empresas del sector inmobiliario, que inició su actividad en 1987, especializada en la gestión de suelo y la promoción de viviendas.

Lázaro Grupo Inmobiliario es dueña del 12% de Parquesol, que compró al grupo empresarial San José el pasado mes de diciembre por 10,7 millones de euros, y su negocio principal radica en España, aunque también desarrolla su actividad en otros países de Europa del Este.

La inmobiliaria explicó que "salvo en casos aislados no es previsible" que la solicitud de concurso de acreedores afecte a otras sociedades del grupo o empresas asociadas, que desarrollan su actividad de forma separada.

Lábaro reconoció que "se ha visto arrastrada a una situación de falta de liquidez como consecuencia de la crisis que afecta al sector inmobiliario desde el segundo semestre del año 2007".

En este sentido, explica que la actual etapa de crisis se inició con la caída de la demanda de viviendas, y se ha producido "una brusca contracción de la financiación bancaria, que tuvo su origen en la crisis de las hipotecas "subprime" y en la falta de liquidez en los mercados financieros internacionales".

Tras la declaración de concurso, la actividad de la sociedad continuará bajo la supervisión de los administradores concursales que designe el Juzgado.

Lábaro indica que su intención es negociar con sus acreedores, en el marco del procedimiento concursal, a fin de alcanzar un convenio "que le permita revisar su modelo de negocio y adaptar el pago de la deuda a la nueva situación del mercado, evitando que la actual falta de liquidez deteriore el valor de sus activos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios