Construcción

Los inversores de Contsa confían en que la empresa dé alternativas para recuperar su dinero

  • La inmobiliaria sevillana toma medidas para asegurar "su continuidad" mientras que un centenar de afectados se han reunido en la Plaza de España para acordar sus próximas actuaciones ante la crisis.

Comentarios 24

Más de un centenar de inversores del grupo andaluz Contsa Corporación Empresarial se reunieron en la Plaza de España de Sevilla para poner en común sus impresiones después de que la empresa se declarara en suspensión de pagos ante la caída del mercado inmobiliario y las fuertes restricciones del crédito existentes, una situación que la mayoría de los inversores presentes confían en solucionar en la reunión que la empresa ha convocado el tres de marzo, donde esperan alternativas para recuperar la inversión.

La empresa sevillana, que tiene unos 30 trabajadores, solicitó ante esta situación a los socios e inversores comprensión y confianza y apoyo a la compañía, por lo que va a citar a los 1.200 inversores el próximo tres de marzo en el hotel Al Andalus para dar a conocer las razones de la suspensión de pagos.

La mayoría de los inversores presentes, que inicialmente rehuyeron hablar con los medios de comunicación, finalmente decidieron dejar claro que no consideran esta situación una "estafa" y se mostraron contrarios a emplear la vía penal, algo que sí ha hecho uno de los afectados, Manuel J.H., que invirtió 36.000 euros y ha presentado una denuncia por presunta estafa contra la empresa ante el juzgado número 17, ya que "he sido engañado en un mes y la empresa lleva un mes sin responder a mis preguntas sobre por qué no percibo mis intereses".

Este inversor mantuvo enfrentamientos con otros inversores, que intentaban convencerlo para que retirara la denuncia.

Frente a esta postura, otro afectado, como Javier L.F., abogado y relacionado con la empresa, mostró su confianza en Contsa y en su presidente, José Salas, ya que "llevo ocho años con él y en ese tiempo me ha hecho ganar mucho dinero; es una empresa que lleva un total de 20 años cumpliendo". 

El procedimiento de Contsa se centraba en ofertar entre un 15 y un 30 por ciento de interés y de rentabilidad en la inversión en viviendas y en "ladrillo" en función de la cantidad invertida. "El problema ha sido que el mercado está difícil y ha existido un momento en que las viviendas no se han vendido, por lo que los intereses no se han podido entregar a los inversores", agregó Javier L.F. 

Este inversor espera, al igual que otros, que en la reunión del tres de marzo, que tendrá lugar en el hotel Al Andalus de Sevilla, la empresa ofrezca alternativas para que los inversores puedan recuperar su inversión, de manera que, según aseguró "la empresa no tiene liquidez, pero tiene patrimonio y podrá recuperar la liquidez porque tiene activos procedentes de otras empresas del grupo no afectadas por la suspensión de pagos".

Los inversores, muchos de los cuales entraron en estas operaciones a través de familiares y amigos, explicaron que entre los más de 1.200 inversores se hallan desde pequeños inversores hasta grandes inversores, de forma que "el 80 por ciento de los clientes aglutinan el 20 por ciento del capital y el 20 por ciento reúne al 80 por ciento del dinero".

"Debemos tener paciencia hasta que le empresa busque mecanismos para recuperar nuestra inversión y gane liquidez", agregó Santiago, otro de los afectados, quien aseguró que "esto no es ni otro Gescartera ni una estafa filatélica; no lo vemos una estafa, es una crisis". Este inversor en concreto aseguró que "el 95 por ciento de los inversores no está de acuerdo en iniciar la vía penal" y se mostró también partidario de esperar a la reunión del tres de marzo. 

Otros de los inversores, Manuel, precisó que la empresa les ha estado convocando en los últimos tiempos a diversas reuniones para explicarles la situación y tranquilizarles de que no ocurre nada, la última celebrada hace 15 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios