El presidente se reafirma en su optimismo a pesar de los malos indicadores

  • El presidente del Gobierno reitera que la desaceleración es "coyuntural" y cree que España seguirá creciendo al 3% en los próximos 4 años · Los autónomos tendrán una rebaja fiscal de 400 euros

"El pesimismo no ha creado un sólo puesto de trabajo en la historia. Imaginemos los que puede destruir". Con esta frase lapidaria remachó ayer el presidente del Gobierno su intervención en el Foro Europa Press-KPMG, donde se esforzó en transmitir un mensaje de confianza en la fortaleza de la economía española y subrayó que la desaceleración actual es coyuntural. Zapatero fue especialmente duro con la reacción del líder del PP, Mariano Rajoy, a la fuerte subida del paro en enero, al señalar que "no es intelectualmente honesto falsear a conciencia los datos".

El presidente se preguntó si con el 8,5 por ciento de tasa de paro actual la situación es "dramática", como sostiene Rajoy, "cómo era la del 11,5 por ciento" que dejó el PP cuando abandonó el Gobierno en 2004. Zapatero rechazó la posición "catastrofista" del principal partido de la oposición sobre la situación de la economía española.

Frente a la desaceleración de la economía, el presidente del Gobierno volvió a defender un mensaje de "confianza". "Todos somos conscientes, los empresarios antes que nadie, que tenemos que atravesar un periodo de desaceleración que tendrá duración, intensidad y efectos limitados, y, con toda seguridad, más concentrados en los meses que estamos viviendo", declaró ante una nutrido auditorio de políticos, empresarios, diplomáticos y periodistas. En este sentido, se mostró seguro de que el fuerte incremento del paro en enero está directamente relacionado con el ajuste en el sector inmobiliario.

No obstante, auguró que la tendencia se recuperará pronto y que el Estado dispone ahora de 7.900 millones de euros para políticas activas de empleo que faciliten el reciclaje de los parados.

En cuanto a las vicisitudes de la economía mundial, Zapatero señaló que ninguna de las tensiones que nos afectan tienen origen español, no son consecuencia de nuestra hipotética debilidad ni derivan de la gestión del Gobierno. En este sentido, vaticinó que la economía española seguirá creciendo en la media del 3 por ciento en los próximos 4 años, y que la situación internacional mejorará tanto en EEUU como en Europa.

Sobre medidas concretas para reactivar la economía, Rodríguez Zapatero se refirió a la nueva deducción en la cuota estatal de 400 euros anuales para trabajadores y pensionistas, y precisó que se trata de una medida que se aplicará indefinidamente como reforma del IRPF, aunque señaló que una reforma legislativa en profundidad de este impuesto no figura entre las prioridades del Gobierno. Defendió esta iniciativa porque "estimulará la economía, el ahorro y la capacidad adquisitiva de los españoles".

Por otra parte, se comprometió a establecer un trato equitativo a los autónomos en relación a esta rebaja fiscal, cuyo sistema de pago de impuestos no permite aplicar la deducción en los mismos términos que a los contribuyentes del IRPF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios