Los socios andaluces de Iberdrola piden respetar las inversiones ante una opa

  • Unicaja, Sánchez-Ramade, Osuna y Azvi respaldan la gestión de la eléctrica por el crecimiento rentable y el salto exterior

Los cuatro grandes accionistas andaluces de Iberdrola se pronunciaron ayer sobre la intención, ya confirmada, de ACS (que controla el 12 por ciento de la eléctrica) y la francesa EDF por adquirir la compañía española. El grupo cordobés Sánchez-Ramade, el empresario granadino Nicolás Osuna, la familia sevillana Contreras (propietaria de Grupo Azvi) y Unicaja controlan en total un 4,3 por ciento de Iberdrola y se expresaron de forma conjunta por boca de Braulio Medel, presidente de la entidad financiera malagueña y del consejo regional de la compañía.

El directivo anticipó que la actitud de estos cuatro socios pasa por "conjugar los lógicos objetivos empresariales y accionariales con los intereses económicos andaluces". Con ello pone el acento en que cualquier operación corporativa debe de respetar los planes de crecimiento de la eléctrica en la comunidad, que pasan por invertir mil millones hasta 2010. Antonio Fernández, consejero de Empleo, que firmó ayer un convenio con Medel en Sevilla, añadió que "ninguna operación accionarial debe tener ningún efecto negativo ni sobre el empleo ni sobre los activos en Andalucía" que posee Iberdrola. Entre ellos, la central más potente de la comunidad, en Cádiz, y 400 megavatios en parques eólicos.

"Respaldamos la estrategia de la empresa basada en el crecimiento rentable y la internacionalización. La gestión desarrollada ha permitido crear valor, que tiene que ser tenido en cuenta en un futuro", añadió Medel.

Este comedido mensaje contrasta con la oposición e, incluso, las descalificaciones expresadas en los últimos días por otros accionistas importantes como BBK y Bancaja, junto a diferentes Ejecutivos autonómicos (Extremadura, Valencia o Castilla y León). Medel evitó pronunciarse, a título individual, sobre otras polémicas cuestiones: la posibilidad de que el tándem ACS-EDF trocee Ibedrola para repartírsela o sobre las posibles consecuencias de que el centro de decisión se traslade a otro país, ya que EDF está controlada en un 85 por ciento por el Gobierno francés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios